La endivia (Cichorum endivia) es una planta que se caracteriza por su sabor amargo, de textura tierna y fina. Suele emplearse para ensaladas e incluso sus hojas y raíces resultan eficaces para ciertos padecimientos.

Cultivo endivia

Quizás también te pueda interesar: Disfruta de tus ensaladas en invierno

Existen dos tipos de envdivia, la silvestre que puede cultivarse al aire libre y aquella que se obtiene con la técnica Witloof, que consiste en evitar que le llegue luz de para que se convierta en una hortaliza más amarga y blanca. Así que convendría saber cómo cultivarlas por uno mismo.

Cultivo de la envidia

La endivia se reproduce por semillas, así que lo primero que se debe hacer es enterrarlas en un suelo libre de piedras, pero que este bien fertilizado. A una profundidad de hasta 20 cm. El riego debe ser constate y alejar la mala hierba para que pueda desarrollarse correctamente.

De las plantas se van a obtener hojas y una raíz que se debe enterrar en un foso de alrededor de 50 cm de profundidad. Al llegar el verano habría que cubrirlo con paja. Al cabo de unos 50 días se obtendrán cogollos blancos y tiernos.

La técnica Forzado es cuando al ser recolectadas, las raíces se colocan juntas en contenedores grandes y profundos con sustrato suelto. El riego debe ser básico y es preciso tenerlas en lugares oscuros, cubiertas con plástico opaco. Al mes habrán brotado cogollos tiernos aptos para el consumo.

Beneficios de la endivia

Endivia

La endivia es un alimento muy completo, por lo que puede incluirse en comidas ligeras y nutritivas. Cabe destacar que ese sabor amargo se debe a la lactucina y la cumarina. Ambas sustancias de acción antiinflamatoria, siendo un alimento eficaz para aliviar los síntomas de enfermedades como la gota y la artritis.

Es un vegetal que resulta ideal para personas con diabetes, ya que ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre. Además, es capaz de rebajar los niveles de colesterol alto e incrementar el colesterol bueno.

Por si fuera poco cuenta con un elevado porcentaje de fibra, por lo que no solo controla el estreñimiento, sino que además contribuye a una óptima salud del aparato digestivo y, esto se debe, a que ejerce una acción prebiótica en el mismo.

Así que solo basta con tener todo lo necesario para poder dar vida a esta hortaliza para poder crear platos espectaculares con un aporte nutricional elevado ¿Qué te parece?

No hay comentarios

Dejar una respuesta