Las flores siempre son signo de felicidad y elegancia, sin importar donde se encuentren, ya sea en un jardín, terraza, maceta o florero. Por ello es primordial saber cómo hacer el cultivo de flores por medio de los tallos para que se desarrollen fácilmente.

Cultivo tallos

Quizás también te puede interesar: Jalea real, ideal como hormona de enraizamiento

Pasos a a seguir para el cultivo de flores usando los tallos

Tallos

  1. Elige la planta que quieras dar vida, pero esta debe estar saludable libre de enfermedades y pestes. La especie debe tener 1 o 2 años de edad.
  2. Busca el tallo que se encuentre maduro, pero que se vea verde en el interior. Raspa la corteza para verificar que realmente este de ese tono. El tallo debe tener un grosor no muy ancho, parecido al del lápiz
  3. Corta el tallo por encima del nudo. Si se va a producir varias plantas, corta un tallo largo. Es preciso emplear las tijeras para podar con el fin de no dañar la planta.
  4. Quita las hojas incluyendo la punta, así como los retoños del tallo principal. Recuerda hacerlo con cuidado para evitar que se lastimen los capullos.
  5. Ahora bien, si el tallo es largo y quieres sembrar varias plantas, es mejor cortarlo en secciones de al menos 15 cm de largo.
  6. Usa las tijeras podadoras para raspar la corteza unos 3 cm del extremo inferior, sin dejar de mantener el extremo húmedo.
  7. Prepara el lugar donde se va a sembrar. Si quieres sembrar directamente, tan solo debes cavar un agujero lo suficientemente profundo para poder cubrir la parte raspada del tallo. Pero si quieres hacerlo en macetas, llena un recipiente con tierra fresca y compacta un poco, evitando que el agua se sature.
  8. Puedes usar algún punzo para poder perforar los agujeros de las macetas.
  9. Puedes sumergir las puntas raspadas de los tallos en una solución de hormonas para raíces. Esta va a propiciar que se acelere el crecimiento de raíces de los tallos cortados. Aunque cabe destacar que no es un paso obligatorio.
  10. Enseguida coloca las puntas raspadas de los tallos en las macetas. Presiona la tierra un poco y coloca en un ambiente cálido. Riega con moderación.
  11. Las plantas estarán listas para trasplantarse cuando cumplan al menos un mes. Revisa de manera constante si hay retoños.

Al cabo de una semanas verás como con esta sencilla labor podrás tener flores resplandecientes que dará ese toque único al hogar ¿Qué te parece?¿Por cuáles flores te decantas?

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta