Originarias de Sudáfrica, las Gerberas son plantas herbáceas, cuyas flores son magníficas y suelen ser empleadas en ramos. Continúa leyendo para conocer las plagas y enfermedades que las afectan y cómo tratarlas.

gerberas2

Quizás también te pueda interesar: Los colores del Jardín

Plagas de las Gerberas

gerberas

  • Minador de hojas: para controlar esta mosca adulta se aconseja tratar con deltametrina, metamidofos y cipermetrina, que actúan como repelentes. Si encontraras larvas, deberás emplear imidacloprid o abamectina.
  • Trips: los trips casi siempre se ocultan en el centro de la flor y caerán en la mano o en la hoja y se harán visibles. Otro método consiste en abrir la parte central de la flor y separarla lentamente. Cuando hayas confirmado la presencia de estos insectos, será necesario que utilices malation, endosulfán, etcétera, para combatirlos.
  • Mosca blanca: la mosca blanca clava su pico en las hojas de la gerbera y chupa su savia. Para combatirla, se aconseja emplear dimetoato, permetrina, triclorflón, deltametrina, etcétera.
  • Araña roja: si encontraras telas en las hojas y puntitos color oxido en las mismas, deberás utilizar abamectina o este acaricida araña roja LU.
  • Ácaros: realiza un deshojado previo y trata la planta con dicofol, tetradifón, etcétera.

Enfermedades de las Gerberas

gerberas1

  • Verticilosis: esta enfermedad habitual en las épocas invernales, suele provocar la obstrucción de los nervios de las hojas que, al no alimentarse, terminan secándose y la planta muere. Aunque no hay un tratamiento curativo, sí puedes remover las hojas afectadas.
  • Rhizoctonia solani: su temperatura ideal para el desarrollo ronda entre los 15-25º C. Esta enfermedad genera clorosis, envejecimiento y desecación en las hojas. Como tratamiento preventivo, te aconsejo remover las hojas envejecidas, realizar una correcta ventilación del invernadero y pulverizar con productos a base de benomil.
  • Oídio: ataca durante el segundo año de cultivo generalmente, cubriendo las hojas con micelio blanco y conidias y dándole a la superficie una apariencia pulverulenta. Emplea azufre, fenarimol, etcétera, para combatir este hongo.
  • Moho gris: la botrytis es una enfermedad que aparece por excedo de humedad o agua. Para combatirla, aplica iprodiones, vinclozolina, etcétera.
  • Sclerotinia sclerotiorum: este hongo suele generar podredumbre en la base de las hojas y en el cuello de las Gerberas. Contrólalo con los mismos productos que empleas para combatir el moho gris.

Te recomendamos leer: Conociendo a los enemigos de las plantas

¿Qué opinas sobre este post? Deja tu comentario y cuéntanos si en alguna oportunidad tus Gerberas han sufrido de plagas y enfermedades y, de ser así, cómo las has tratado. Recuerda que en GardenCenterEjea tenemos todo lo que estás buscando para tu jardín.

No hay comentarios

Dejar una respuesta