El hongo shiitake también llamado Lentinus edodes es una seta comestible originaria de Asia del este. La cual se cultiva desde hace más de 1000 años y, cuyo primer escrito alude a su siembra en los tiempos de la dinastía Song. Aunque por muchos años era complicado encontrar este hongo, actualmente es posible cultivarlo en la comodidad del hogar.

cultivo-hongo-shiitake

Qué se necesita para cultivar el hongo Shiitake

Para poder realizar el cultivo se necesitan unas cuantas cosas, pero sobre todo, mucha paciencia. Para poder mantener un hongo en madera se debe estar seguro que se obtendrán todos los nutrientes necesarios para sobrevivir.

El Shiitake al ser un hongo muy fácil de tratar durante el cultivo, quizás pueda ser de los ideales para empezar la práctica de la jardinería.

El material necesario para iniciar el cultivo es primordial. Así que para fomentar el crecimiento del hongo es básico tener un apoyo que convertirá el micelio (talo nutritivo de los hongos) en un sustrato fresco. Para ello puede ser aserrín, granos, virutas de madera, una cuerda o clavijas. Además, este apoyo será el método de propagación (spawn) que va a propiciar la expansión de tejidos, con el propósito de crear o generar clones genéticos del producto original.

Aparte se requiere de madera recién cortada, ya que los shiitakes crecen en robles, por lo que es mejor conseguir esa especie. Las herramientas restantes son cera de abeja, un martillo, un punzón y una doble parrilla u olla de cocción de presión lenta.

Cómo cultivar el hongo Shiitake 

hongo-shiitake

Lo primero es derretir la cera y para ello se debe colocar en la parrilla. Posteriormente se debe agujerar la madera cada 5 cm, cuyos hoyos deben tener una profundidad de entre 2.5 y 4 cm. Procurando que dichos hoyos formen una figura de diamante.

Para lograr el efecto, se debe marcar las áreas donde se debe pasar el taladro con el fin de completar una columna. Al terminar la columna de hoyos, es  preciso introducir el spawn en las perforaciones y repetir el proceso en cada columna. Ten en cuenta que mientras más agujeros se tengan, será mejor.

Después se debe incorporar la cera en cada hoyo con la ayuda de una varilla con esponja (dauber), haciéndolo con mucho cuidado para evitar quemar los dedos. Luego agregar la cera sobre los extremos cortados de la madera. De esta forma se evitarán rupturas y al sellar los hoyos se va a poder librar de cualquier bacteria.

Ahora es necesario colocar la madera en un lugar con sombreado, donde pueda recibir agua de lluvias. Pero lo mejor es que se tenga solo un 80% de sombra. No colocar la madera en el suelo, ya que puede ser susceptible a insectos. Es mejor tener en alto sobre una piedra o apoyada con un árbol.

El micelio tarda aproximadamente de entre 6 y 12 meses en colonizar la madera, una vez que se tengan las condiciones adecuadas, los hongos empezará a brotar.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta