La Cypella o Cipella, perteneciente a la familia de las Iridáceas, se trata de una planta bulbosa que procede de Sudamérica y puede encontrarse desde México hasta Argentina. Existen aproximadamente 20 especies y muchas variedades con una amplia gama de colores como el amarillo, el azul violáceo y el naranja intenso. Aunque cada flor dura solamente un día, cada planta desarrolla muchas flores que se van abriendo una después de las otras a lo largo de varias semanas.

Cypella

Quizás también te pueda interesar: El Coleo mantiene su colorido todo el año y es fácil de cultivar a través de semillas

Cuidados de la Cypella en primavera y verano

Trasplanta los bulbos de la Cypella cada año cuando comience la primavera, haciendo uso de tierra liviana y arenosa. Planta los bulbos con una capa de 8 cm aproximadamente de compost encima, de manera individual y colocándolos en macetas de 8 cm de diámetro.

Coloca las macetas en un lugar soleado, alejado de las corrientes de aire y proporciónale un riesgo abundante al compost. Después, riega solo lo suficiente como para que el compost se mantenga húmedo durante la primavera y el verano. No es preciso el uso de fertilizantes, porque los bulbos son trasplantados a compost fresco cada año y esto le proporciona los nutrientes necesarios.

Cypella

Cuidados en otoño e invierno

Luego de que las flores se hayan secado, en otoño, mantén el compost seco, y en zonas húmedas transporta las macetas a un sitio protegido y déjalas levemente inclinada para evitar que el agua de lluvia quede encharcada. Cuando esté completamente seco y las hojas se hayan marchitado, retira los bulbos de las macetas y guárdalos en cajas llenas de turba o arena seca, en un lugar protegido de las heladas, hasta la próxima primavera.

Propagación y problemas de la Cypella

Cypella

Retira los pequeños retoños del bulbo de la base de la planta madre durante la primavera, justo antes de trasplantar la. A lo largo de las estaciones cálidas, los retoños de la Cypella crecerán hasta convertirse en bulbos mucho más grandes, que ya podrán ser guardados como he explicado anteriormente, durante el invierno.

Un compost liviano que permita un buen drenaje y un sitio protegido de las heladas es imprescindible para el correcto desarrollo, así como un riego adecuado, dado que el exceso de agua perjudica las raíces.

Te recomendamos leer: El Clianthus es una planta trepadora siempre verde con flores características

¿Qué opinas sobre los cuidados y propagación de la Cypella? Deja tus comentarios.

Imágenes cortesía de Dirkus, Dirkus y Jean-Michel Moullec, by 2.0

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta