Decoloración-hojas

Decoloración de las hojas por falta de luz

De los factores climáticos que intervienen en el desarrollo de la planta está el CO2, la humedad y la temperatura, entre otros.

Pero la luz es de los elementos más importantes. Es un factor primordial para que la planta pueda llevar a cabo la fotosíntesis y de la que depende directamente para sintetizar la materia orgánica a partir de sustancias minerales.

Así que ante la ausencia de luz, existe la posibilidad de la decoloración de las hojas.

Importancia de la luz para las plantas

La luz es un elemento primordial para las plantas, ya que le permite procesar los nutrientes del suelo y convertirlos en su alimento. Sin embargo, no todas las luces son iguales ni todas las especies requieren la misma luz. La natural es la más intensa y poderosa, por lo que es importante procurar que todas las especies tengan acceso a ella al menos durante algunas horas al día.

También hay que tener en cuenta que la luz es diferente dependiendo la época del año, la región, el momento del día, en el interior, el color de las paredes, los muebles, la presencia de espejos y las superficies acristaladas. Tanto el exceso como la falta de luz puede traer consecuencias negativas a las plantas. Además, es necesario que esta llegue a todas partes de manera uniforme. Si solo recibe una parte de la luz, el desarrollo se va a desviar hacia el lado iluminado.

Tipos de luz que recibe una planta

La luz tiene diferentes colores y cada ser vivo puede percibir un espectro diferente. En el caso de los humanos, somos capaces de ver longitudes de onda de 380 a 770 nm, conocido como luz visible. Las plantas no se alejan mucho de esta escala de los humanos, ya que el rango va desde los 400 a 700 nm. De ahí, se puede dividir en las siguientes longitudes de onda:

  • Violeta 380 o 430 nm
  • Azul 430 a 500 nm. El proceso fotosintético es más eficiente cuando el rango de longitud de onda está en calibre. La luz es la responsable del crecimiento vegetativo de las hojas, es por ello que es necesaria en las fases iniciales. Muchos semilleros especializados juegan con esta luz para ayudar a fomentar el desarrollo de las plántulas.
  • Verde 500 a 570 nm. Las plantas absorben poco la onda del espectro verde. Muchas veces es irradiado y lo devuelven. De ahí que el color de las hojas sea este por el pigmento de la clorofila.
  • Amarillo 570 a 590 nm
  • Naranja 590 a 630 nm
  • Rojo 630 a 770 nm. Aunque el espectro de las plantas solo es hasta 700 nm, es primordial en la regulación de la floración y producción de frutos, al ayudar a incrementar el grosor del tallo y la ramificación de la planta.

Efecto de la luz artificial para el desarrollo de las plántulas

A partir de la luz artificial y según el aparato que se utilice, se puede jugar con las siguientes longitudes de onda.

  • Lámpara incandescente. Juega con el espectro azul y puede llegar a generar mucha luz de espectro rojo.
  • Lámpara fluorescente. Genera gran cantidad de espectro azul, verde y rojo, pero más que nada el azul.
  • Lámpara de sodio de alta presión. Produce espectro verde y rojo, por lo que sería interesante para la agricultura para regular procesos de floración y cuajado de frutos.
  • Lámpara alógena. Genera una gran cantidad de luz en el espectro verde. Después rojo y en menor cantidad azul.
  • Luz led. Este tipo de lámpara se puede jugar a generar el tipo de espectro que se quiera, dependiendo de su proceso de fabricación.

Tipos de iluminación

La cantidad y calidad de luz que reciben las plantas es un factor primordial para su desarrollo. Además, cada especie tiene necesidades lumínicas distintas. Por ello, es necesario conocer los tipos de iluminación que hay.

Pleno sol o no directa. Este hace referencia a la ausencia de barreras entre radiación solar y hojas de la planta. Especies como suculentas, cactus y palmas les gusta este tipo de iluminación, ya que pueden recibir al menos unas horas de luz directa del día para poder alcanzar su punto de compensación de luz.

Luz media o semisombra. Este tipo de iluminación actúa como difusor de luz solar. Puede ser una cortina delgada y traslúcida, un cristal u otras plantas. Este tipo de iluminación es ideal para plantas tropicales que crecen en la parte baja de la jungla del bosque. Dentro de ellos están los helechos y la monstera, las cuales están protegidas de la luz directa por los árboles más altos.

Poca luz. Hay plantas que han evolucionado para poder vivir en ambientes donde las condiciones lumínicas son mínimas, por lo que logran alcanzar su punto de compensación de luz con muy poco. Pero habría que tener en cuenta que la planta no puede prescindir por completo de la luz, siempre que necesite de algo, aunque sea de forma indirecta para poder crecer y desarrollarse. Muchas de estas plantas pueden sobrevivir, pero no crecerán a menos que se logre un punto ideal.

Síntomas de carencia y exceso de luz en las plantas

Como seres vivos que son, las plantas sufren por desnutrición como por empacho. Así que el exceso o falta de luz en las plantas suele traducirse en:

Exceso de luz en las especies. Un exceso de luz en las plantas puede ocasionar que esta no se desarrolle como debe ser. Demasiada luz provoca que las hojas pierdan tono verde y se vuelvan blanquecino, con manchas parduzcas y bordes marrones.

Por otro lado, se reduce el tamaño de la especie, se arruga e incluso se puede quemar, afectando el fruto, si es que la planta llega a fructificar porque tampoco es descartable el aborto floral. La deshidratación deforma el soporte, ya que tienden a inclinarse en sentido contrario a la luz.

Falta de luz en las plantas. En cambio, si la planta recibe menos luz de la que requiere, estará débil, la distancia entre los nudos se alarga, se inclina y estira de manera anormal buscando el sol, florecerá poco a poco y las flores serán muy pequeñas y, como consecuencia, no fructifica. Incluso se puede llegar a caer antes de haber completado su desarrollo. Por otro lado, los tallos serán débiles y delgados, mientras que las hojas se pondrán amarillentas y caerán.

Los cristales actúan como difusores para cambiar la trayectoria de la luz y tienen un impacto sobre la capacidad de producción de fotosíntesis en los cultivos hortícolas.

Así que tanto el exceso o falta de efecto de luz puede llegar a provocar problemas de virosis o favorecer el desarrollo de plagas. Además, los efectos derivados de la luz se ven influenciados por otros factores como la temperatura. De ahí, que la situación orográfica y la exposición solar a la que están sometidos resulta determinante.

Cultivos existentes que requieren una exposición directa. Algunos ejemplos de ellos son:

  • Berenjena
  • Pepino
  • Sandía
  • Patata
  • Pimiento
  • Calabaza
  • Guisantes

Cultivos que se desarrollan con poca luz o semisombra. He aquí un par de ejemplos:

  • Judías
  • Escarola
  • Espinaca
  • Albahaca
  • Perejil
  • Apio
  • Col
  • Acelga
  • Lechuga

Así que no dudes en ubicar la planta en el lugar perfecto y con las condiciones ideales para que pueda crecer esplendorosa, recibiendo la luz que necesita para poder vivir, evitando la decoloración de las hojas. También, es importante saber por qué los cítricos arrugan sus hojas.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados