Bolsas para la protección de la fruta.

Existen diferentes tipos de bolsas para proteger los frutos, cualquiera de estos tipos sirven para proteger y conseguir una mayor calidad de la fruta.

 

Los tipos de bolsas que puedes encontrar en el mercado son:

 

Bolsas para melocotón: el tamaño es estandar, 20×16 cm no existen bolsas de diferentes tamaños, es un tamaño único y válido para melocotones y otras frutas similares, son de un papel especial parafinado, capaz de aguantar el menos un campaña en el árbol y completamente biodegradables.

También podemos utilizarlo para otras frutas, de un tamaño similar al melocotón. No tengo referencias de cultivos profesionales como manzanas o peras cubiertas por papel, así que solo lo veo practico para cultivos  de huerto o particulares.


Bolsas para uva:
Aqui tenemos varios tamaños M, S y L, de 32×20 cm, de 34×23 y las más comunes y vendidas que son las de 40×26 que es el tamaño más usado.

El material de las bolsas tambien puede ser diferente, las bolsas para proteger la famosa uva de Vinalopó son de papel y siempre abierta. Es un papel practicamente opaco con una capa parafinada exterior que repele el agua. El papel que se utiliza, de celulosa de fibra larga con melanina contra la humedad, satinado y de color caña, es también corresponsable de la mayor coloración en las uvas.

También este papel posee más duración y repele más el agua de lluvia, por lo que
preserva a las bayas de desarrollar defectos en la piel, aunque puede llegar a quemar
algunos granos de los hombros de los racimos si cuando se coloca la bolsa hay una
temperatura elevada.

Actualmente existen en el mercado otro tipo de bolsas hechas con otros materiales, son las llamadas bolsas de polietileno alimentario microperforadas, abiertas y también cerradas.

Es un material también válido y quizas más recomendado en climas muy húmedos o en zonas donde la lluvia es muy abundante. Aguantan mucho más esta variable climática.

 

 

Descripción de los principales cultivos embolsados en España.

 

Los dos cultivos más importantes que existen en España y utilizan bolsas para proteger los frutos son, las uvas de Vinalopó y el famoso melocotón de Calanda.

Para ambos cultivos, es fin último es la protección del fruto, evitar ataques de agentes externos como plagas, fumigaciones, cambios metereologios, y cualquier otro tipo de acción que menguen la calidad de nuestros frutos.

En ambos cultivos, el fin es conseguir unos frutos de mayor calidad, y esto lo consigue una simple bolsa de papel.

La bolsa de papel incide en la maduracion de los frutos, en su calidad y en su uniformidad, como la fruta crece protegida de los agentes externos, se libra de las agresiones de viento, lluvia y sol. Estas frutas necesitan crear una piel tan dura como si estuviera completamente expuesta. Las uvas son de piel más fina y más suave, guarda con mucho cariño los granos y los hace más apetecibles. Lo mismo ocurre con los melocotones. Otro efecto es el color del fruto, al estar completamente protegido y el sol no incide en ninguna parte del mismo, la uniformidad en el color es total, y su maduración pareja.

Especificaciones sobre la protección de las uvas.

Las uvas de mesa se embolsarán poco antes del envero. Los racimos permanecerán
protegidos individualmente mediante una bolsa de papel de celulosa virgen satinada por
su cara exterior desde el momento del embolsado hasta su recolección. La bolsa, abierta
por sus dos extremos, se sujetará al racimo por su extremo superior. En la iniciación de la
recolección, las uvas habrán permanecido protegidas por la bolsa un tiempo mínimo de sesenta días.
Las uvas se recolectan en el campo con el máximo esmero y siempre con su bolsa
protectora, permaneciendo en el interior de la misma hasta el momento de su envasado.

La recolección se efectúa a mano, recogiendo los racimos directamente de las cepas con y siempre con su bolsa protectora, permaneciendo en el interior de la misma hasta el momento de su envasado.

Embolsado de melocotones de Calanda

Los beneficios que se obtienen son los mismo que para la uva y entre ellos tenemos:
– Evitar el ataque de mosca de la fruta y otras plagas.
– Obtener frutos sanos, limpios y secos.
– Aumenta el peso y el calibre de los frutos.
– Maduración más homogénea y, en frutos amarillos, una coloración amarilla uniforme.
– Proteger a los frutos de la insolación excesiva.
– Mayor calidad de los frutos al no tener residuos de productos fitosanitarios.
– Disminución de los riesgos de contaminación del medio ambiente, así como del efecto de la utilización de productos fitosanitarios sobre agricultores y consumidores.
La colocación de las bolsas de melocotón antiguamente era una tarea que la realizaban jovenes estudiantes y mujeres, ahora está más profesionalizado, y se suele pagar por bolsa colocada, habiendo trabajadores capaces de colocarse hasta 4000 bolsas diarias. Se mete la bolsa y se grapa por la parte de arriba, asi árbol tras árbol.
Esta técnica de embolsado junto a las variedades especificas de la zona Calante, Jesca y Evaisa hacen de este melocotón sin lugar a dudas de los mejores del mundo.
Desde Garden Center Ejea, ponemos a tu disposición todas las clases de bolsas posibles y que tú puedas elegir.
Gracias por leer.
Carlos Morales Sebastian
Técnico de Garden Center Ejea.
Ir a comprar bolsas
Pincha en Comprar ahora para ir a nuestra pagina web

2 COMENTARIOS

  1. Ocupo bolsas para guayabas grandes, guanábanas y naranjas. Pero no mucha cantidad, pues es un árbol de cada. Cuál la cantidad mínima de cada y el precio para envío a Costa Rica?
    Gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí