La Dipladenia Sanderi, también conocida como Diplademia Sanderiana, es una planta trepadora que pertenece a un gran grupo de plantas con flores de aspecto exótico y tropical. Es oriunda de Sudamérica, donde puede encontrarse en las selvas y algunas de estas plantas pueden llegar a crecer hasta los 9 m de alto.

Dipladenia Sanderi

Quizás también te pueda interesar: Lapageria rosea, una planta trepadora con flores con forma de campanilla

La Dipladenia Sanderi, cuyo nombre botánico es Mandevilla Sanderii, pertenece la familia de las Apocináceas y es una de las especies que puede cultivarse en el interior, dado que se trata de un vegetal de tallos leñosos que tiende a colgar y trepar y, si la dejas, puede llegar a alcanzar los 3 m de altura. No obstante, si la podas regularmente, podrás controlar esto y hacer que no exceda los 1,2 m de alto. Posee flores atractivas de color rosa y en forma de trompeta que crecen en verano.

Luz, temperatura y riego

La Dipladenia Sanderi proviene de un lugar caluroso, por lo que precisa una temperatura elevada en verano y cálida en invierno. Esta planta trepadora crecerá muy bien en un lugar iluminado, aunque se exponga a la luz directa del sol, para que su floración sea mucho más duradera. Cabe destacar que no tolera el frío riguroso ni las heladas, pero si aguanta los climas secos y poco lluviosos. Es fundamental que la riegues durante el verano, al menos unas dos veces por semana, evitando siempre los encharcamientos, dado que el exceso de agua es perjudicial para sus raíces como lo es también para todas las plantas. Por tal motivo, también es primordial que posea un buen drenaje.

Problemas de la Dipladenia Sanderi

Las hojas que se caen en invierno, indicarán que tu Dipladenia Sanderi está sufriendo una temperatura muy fría; por tanto, deberás llevar a la planta a un sitio más cálido para que recobre. Por otra parte, las manchas amarronadas en las hojas significan que se encuentran chamuscadas, dado un exceso de sol directo o a una sequedad extrema; riega la planta libremente y trasládala a un lugar protegido.

En caso de que tenga hojas amarillas con telarañas en el envés, deberás rociar con un insecticida de malathion. Como estas causas parasitarias se desarrollan en atmósfera secas y la Dipladenia Sanderi ama la humedad, deberás rociarla todos los días para evitar plagas y enfermedades. También puede presentarse la cochinilla algodonosa, la cual deberás retirar con un pincel embebido en alcohol metílico.

Te recomendamos leer: Dipladenia, una trepadora con flores exóticas

¿Qué te ha parecido esta información sobre luz, temperatura, riego y problemas de la Dipladenia Sanderi? Deja tus comentarios.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta