Dyckia brevifolia también conocida como Caraguatá o Dyckia piña. Como su nombre lo indica es pariente cercano del ananá o piña, pero con hojas cortas que parece un cactus redondo y robusto. Pertenece a la familia de las Bromeliáceas y es originaria de la mata atlántica brasileña, desde Paraná hasta Santa Catarina.

Dyckia brevifolia crasa

Quizás también te pueda interesar: Boweia volubilis, crasa que crece a partir de un bulbo voluminoso

Características de la Dyckia brevifolia

Es una crasa de gran interés decorativo. Dispone de tallos cortos (30 cm de alto) y rastreros que forman matas densas. Las hojas son carnosas, coriáceas, bordeadas de espinas, de hasta 22 cm de longitud, de color gris que se torna bronce brillante (si recibe mucho sol) y dispuestas en roseta. Produce flores amarillo-azufre, están reunidas en espiga, en el extremo de esbeltos. Florece en la primavera y no muere tras la floración.

Cuidado de la Dyckia brevifolia

Dyckia brevifolia

Aunque es lenta, se considera muy útil cobertora. Además, es una crasa de bajo mantenimiento, por lo que es ideal para rocallas, jardines, macetas y superficies pequeñas.

Precisa de mucho sol y puede llegar a tolerar la semisombra, aunque tal vez no florezca. Prefiere las temperaturas cálidas y la temperatura mínima invernal es de 7 ˚C. Incluso se adapta muy bien a la sequía.

El suelo debe estar bien drenado, por lo que se puede emplear una mezcla a partes iguales de arena gruesa, mantillo de hojas y tierra de jardín. El trasplante debe llevarse a cabo cuando se empieza a asomar las raíces por debajo de la maceta.

A pesar de que es capaz de sobrevivir a olvidos prolongados de riego. Prefiere el riego regular en la primavera y el verano, esperando a que la tierra seque bien. En el invierno es mejor evitar el riego.

El abono debe ser al mes con un fertilizante mineral líquido durante la primavera, el verano y principios del otoño.

No requiere de poda, pero se puede eliminar los tallos marchitos.

Es una especie que puede ser susceptible a las cochinillas, los ácaros, las larvas de zancudos o mosquitos Se puede controlar con la aplicación de insecticidas de contacto. Ahora que si el número es pequeño se puede hacer una mezcla de jabón azul y alcohol y, aplicar directamente a la planta con un algodón. Después dejar actuar unos minutos y retirar con agua a presión.

Se multiplica por división de mata en la primavera.

imágenes cortesia de: Dick Colbert, Drew Avery

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta