El Acebo es un género que comprende aproximadamente 300 especies diferentes entre arbustos y árboles, perennes y caducos, todos ellos originarios de las regiones tropicales y cálidas de ambos hemisferios.

acebo2

Quizás también te puede interesar: Erica, una bella planta que florece en Navidad

El Acebo, también conocido como Ílex, perteneciente a la familia de las Aquifoliaceae, presenta hojas alternas, simples, enteras o aserradas, pecioladas, con dientes espinosos; las flores pueden ser dioicas o polígamas, solitarias, axilares, fasciculadas o en cimas. Existen pies femeninos y masculinos totalmente separados, por lo que, si quieres tener un Acebo para adornar la Navidad, tendrás que tener presente la necesidad de comprar un pie femenino y otro masculino, si en las cercanías no existen estos arbustos.

De todas las especies que se conocen, la que se utiliza frecuentemente es la Aquifolium, ya sea por su forma natural como por su belleza, y por la posterior utilización en arte floral de las ramas repletas de frutos rojos; existe una gran cantidad de variedades diferentes de especies, tanto por su aspecto como por el color de sus hojas, por la forma de las mismas y, también, por el color de los frutos. Por lo general, el Acebo se usa en macizos de arbustos o como ejemplares aislados.

Los Acebos silvestres gozan hoy de protección oficial en casi todos los países del mundo a causa del riesgo de desaparición, ocasionado por su uso indiscriminado como adorno navideño.

¿Cómo cuidar el Acebo?

acebo1

Los Acebos son realmente muy poco exigentes en cuanto a suelo, emplazamiento y climatología; soportan muy bien todos los terrenos y aguantan los fríos invernales. Además, se desarrollan bien en situaciones de media sombra, aunque las variedades matizadas lo hacen mejor a pleno sol.

Es preferible plantar elementos jóvenes, puesto que los grandes pueden presentar diversos problemas de enraizamiento; por supuesto, se trasplantan todos con cepellón de tierra. El Acebo es un arbusto de crecimiento lento, por lo que tarda muchos años en convertirse en un árbol pequeño; no obstante, son muy longevos y pueden llegar a vivir más de 100 años.

Si bien no precisa poda, pueden tolerarla perfectamente; en caso de necesidad extrema, puede ser objeto de una poda drástica sin ningún tipo de perjuicio para la vida del arbusto. La mejor época para realizar la poda es en verano. Para recortar los setos, lo mejor será hacerlo en primavera.

Propagación del Acebo

acebo

La reproducción del Acebo es lenta, sin importar el método que utilices. La multiplicación a través de semillas se emplea para la reproducción de las especies y estas deben ser recogidas en invierno, cuando están madura. Asimismo, se guardan estratificadas en arena húmeda hasta la primavera siguiente, momento en el cual deberán plantarse. A los dos años, las plántulas se trasplantan al vivero.

Te recomendamos leer: Arenas y granulados para decorar la Navidad

Si te ha sido útil esta información sobre el Acebo, deja tu comentario.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta