El Conophytum pertenece a las denominadas “piedras vivas” por la forma de sus hojas que surgen en pares carnosos y gruesos, de consistencia suave; su aspecto es muy similar al de los guijarros, si miras la planta en su hábitat natural.

el Conophytum

Quizás también te pueda interesar: Opuntia brasiliensis, cactus de porte arbustivo con flores bellísimas

En verano, puede llegar a producir flores muy similares a la margarita en colores amarillo, blanco, rosa, naranja, rojo o violeta. Una de las especies más comunes es la Conophytum louisa, perteneciente a Namibia, en la zonas suroccidental de África.

Es compacta, ya que solamente los “guijarros” miden unos 19 mm de largo y menos de 13 mm de ancho. Cada hoja es de color grisáceo o gris azulada, y se une con otras para formar una especie de corazón alargado. Estas hojas surgen juntas en ramilletes y, a finales del verano, cada planta produce flores hermosas de color amarillo brillante o pálido que se abren a la luz del sol y se cierran cuando llega la noche.

Cuidados del Conophytum durante todo el año

Conophytum1

El Conophytum será mucho más feliz en un compost como el drenaje. Puedes utilizar compost especial para cactus, o bien, fabricar tu propia mezcla con dos partes de tierra por una parte de arena fina; esto asegurará un perfecto drenaje del compost.

En primavera, tu planta empezará la fase latente, y podrás descubrirlo con facilidad porque los guijarros desarrollan una consistencia muy similar al papel. Durante el período de latencia se forman hojas nuevas en el interior de las viejas de modo que, a mediados de la primavera, todo lo que queda es la piel de papel encerrando las nuevas hojas.

Riégala ligeramente en esta época como para que las hojas nuevas no se deshidraten y mueran. Durante el verano, no riegues a tu planta; luego en el tiempo de verano y en otoño, riégala regularmente como lo hacías antes. En ese transcurso abona el Conophytum con un fertilizante líquido solamente una vez por mes.

Cuando finalice el verano, se producirá el período de crecimiento más activo de la planta y deberás regarla de modo que el compost esté siempre húmedo. Las hojas nuevas se hincharán y surgirán a través de la envoltura de papel como una serpiente que cambia su piel.

En otoño e invierno, presta mucha atención al riego y no las riegues en exceso, solo lo suficiente para mantener el compost húmedo. Consérvala a una temperatura de 13-15 °C, asegúrale buena luz y mantenla alejada de las corrientes de aire.

Te recomendamos leer: Lithops, cactus similar a una piedra

¿Qué te ha parecido esta información sobre el Conophytum? Deja tus comentarios.

No hay comentarios

Dejar una respuesta