El pensador que medita

Pequeña figura que nos invita a reflexionar.

Estas siete figuras que miden 20x20x60 centímetros, con peso, textura y color variado según la pieza (aproximadamente 40 kg) están realizadas por nosotros artesanalmente a partir de una talla insólita traída desde Bali; cada imagen es única pues las hemos hecho diferentes en cuanto al peso, color y textura.

Representa en el lenguaje universal de signos a un hombre primitivo inmerso en sus pensamientos.

El sabio no dice todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice.

Aprender es todo un proceso interior y un permanente batallar con el intelecto, la emoción, las dudas y la conducta.

El pensamiento es una fuerza vibratoria vital; es la fuerza más viva, sutil e irresistible que existe en el universo.

Quien tiene pensamientos puros habla poderosamente y produce una impresión profunda en las mentes de quienes le escuchan. Influye en millares de personas por medio de sus buenos pensamientos.

Un buen pensamiento primero beneficia a quien lo piensa, mejorando su cuerpo mental. En segundo lugar, beneficia a la persona en la cual se piensa. Y, finalmente, beneficia a toda la humanidad, mejorando la atmósfera mental general.

3571-2

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí