El hacer un jardín ecológico requiere de un proceso distinto en comparación con el jardín convencional. Y es que la diferencia a esta alternativa ecoamigable es la distribución del espacio, el riego, el uso de material reciclado y la inclusión de semillas orgánicas, pero que sin duda resultará espectacular.

Jardín ecológico

Te invito a leer: Consejos básicos para un césped radiante

Cómo realizar un jardín ecológico

Así que manos a la obra para iniciar con una experiencia nueva, pero muy gratificante.

Elección de las semillas

La elección de semillas bio van a garantizar que no han padecido modificaciones genéticas ni mucho menos alteraciones debido a los fertilizantes, pesticidas así como tratamientos artificiales.

Como es sabido, cada planta tiene un momento de siembra ideal, pero se sabe que si se realiza en el otoño se va a ahorrar agua, ya que tendrán más tiempo de crecer hasta la primavera y el verano.

Tipo de suelo

Tierra jardín

El tipo de suelo va a repercutir de mayor o menor medida en el riego y las necesidades de abono. Por lo que es fundamental saber las características del lugar y, con ello, averiguar si tiene un buen drenaje y el compost que precisa para poder tener un equilibrio y evitar carencias de materia orgánica.

En el caso de comprar la tierra, habría que elegir la ecológica. Algunas drenan muy bien y tiene humus de lombriz y lo tiestos o macetas de arcilla son excelentes. Aunque el reciclar recipientes, de objetos viejos o palets serán muy originales y únicos.

Siembra y abono

En principio es mejor optar por aquellas especies que necesitan poco riego que estén agrupadas en áreas soleadas para dejar lugares más sombreados para un riego más intenso. De tal forma, se podrá evitar desperdiciar el agua a la vez que ayudaremos a sobrevivir al estío a las plantas que más lo necesitan.

Cabe señalar que es importante evitar las plantas temporada para no tener que estar cambiándolas a cada rato. Así que es mejor elegir las especies autóctonas y considerar aquellas que están en peligro de extinción.

Riego y prevención de plagas

Riego jardín

El sistema de riego por goteo es idóneo para suelos arenosos. Pero para los arcillosos, el riego será frecuente y en menor cantidad. La recolección de agua de lluvia será la solución eficaz para el ahorro de agua y la salud de las plantas.

Ahora bien, el combatir las plagas sin tener que usar productos químicos es lo mejor. Asimismo, existen alternativas naturales que combaten y el resultado es excelente.

Las cenizas y las cáscaras de huevo espolvoreadas en el suelo, pesticidas naturales a base de cebolla, ajo, vinagre, etcétera, el cubrir las plantas con una tela fina o rejilla para protegerlas son algunos tratamientos que funcionan a la perfección. Además, el ubicar de manera estratégica ciertos tipos de plantas que ahuyentan a esos insectos perjudiciales puede resultar muy bueno.

Atraer biodiversidad

El crear un determinado ecosistema va a contribuir a aprovechar la función depredadora de los insectos que acudan y, con ello, lograr un equilibrio a la vez que atraemos la vida silvestre. Esta vida silvestre es referente a insectos polinizadores como pájaros, anfibios, reptiles pequeños, escarabajos y abejas, entre otros.

Los estanques, los árboles de copa ancha y las piedras amontonadas serán de los escondites que agradecerán los animales. Y es que no hay nada mejor que darles la bienvenida a aquellos amigos de la naturaleza que dan vida al jardín.

Así que pon manos a la obra y con estos pasos crea tu propio jardín ecológico. Seguramente día a día te vas a enamorar cada vez más de tu proyecto que tus conocidos querrán hacer lo mismo.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta