Los animales exóticos son mascotas delicadas por sus necesidades y requerimientos nutricionales. El error en la dieta es la causa principal de la enfermedad ósea metabólica que es capaz de dañar los huesos de los reptiles.

Enfermedad metabólica reptiles

No dejes de leer: Qué reptiles se pueden tener en casa

La enfermedad ósea metabólica se puede producir en varias especies de reptiles. Sin embargo, la especie que más puede llegar a sufrir esta enfermedad es la iguana.

Causas de la enfermedad metabólica

Se debe principalmente a la falta de calcio, que viene condicionado por la dieta. Aunque también se debe a las deficiencias de vitamina D. De manera concreta, se debe a un desajuste en la relación el calcio y el fósforo, ya que están equilibrados en el organismo.

En el caso del calcio es extraído por los huesos, que se vuelven débiles y se deforman. Incluso la falta de calcio y el exceso de fósforo en la dieta pueden minimizar la absorción de calcio. La falta de exposición a rayos UVA causa problemas de absorción del calcio por la vitamina D.

Esta enfermedad suele presentarse en animales jóvenes, manifestándose con la inflamación de la mandíbula, ya que esta zona es la más evidente de tumefacción, pero afecta todo el esqueleto. En casos crónicos que llevan mucho tiempo pueden llega a ser visible las deformidades y las fracturas e incluso requieren de prótesis. Por si fuera poco, la mascota experimentará mucho dolor al grado de negarse a comer.

Tratamientos y prevención de la enfermedad ósea metabólica

Reptil

En casos leves debe ser más estrictas las condiciones de manejo. Por lo que es preciso reestructurar la dieta de la mascota e incluir fuentes naturales de calcio.

El uso de suplementos está bien, pero la planta diente de león ofrece un complemento de calcio natural.

La alimentación para aquel reptil que sufre de esta enfermedad se consigue a base de alimentos que contengan calcio y lo doble que el fósforo.

Además, los rangos de temperatura del terrario debe estar adaptados a la especie y, sobre todo, a aquellos reptiles que tengan exposición diaria a rayos UVA, siendo básico que parte de esa luz sea natural.

Pero en aquellos casos más graves deberán requerir medicamentos que estén basados en calcio y siempre bajo control del veterinario, ya que este se basará según las necesidades y antecedentes de la mascota. Así que no eches en saco roto esta enfermedad y dale lo necesario a tu reptil.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta