Las judías son originarias de Perú y pertenecen a la familia de las leguminosas. Estas plantas han llegado a Europa en el siglo XIV y ha logrado popularizarse rápidamente. Su cultivo y cuidado es muy simple, aunque es importante conocer las enfermedades de las judías para aprender a tratarlas o prevenirlas.

enfermedades de las judías

Te recomendamos leer: Plagas y enfermedades: aprende a reconocerlas y combatirlas

5 enfermedades de las judías

  • Oídio: es una enfermedad que produce manchas blancas en las hojas y ataca a los tallos, pudiendo llegar incluso hasta el fruto, ocasionando un daño irreversible. La planta se torna amarillenta, se seca y muere. Es una de las peores enfermedades de las judías porque se dispersa mediante esporas que se adhieren a las malas hierbas y a otros cultivos.
  • Moho gris: se trata de un parásito que ataca las hojas y a las flores generando lesiones marrones y haciendo que en los frutos aparezca una podredumbre que alberga las esporas del modo gris. Elimina las malas hierbas, las plantas afectadas y los restos de cultivo. Realiza una poda cuidadosamente y airea el cultivo para que reciba la ventilación adecuada.
  • Podredumbre de cuello y raíces: se trata una enfermedad que ataca la siembra y el trasplante del cultivo de las judías haciendo que se marchiten, de sequen y amarilleen las partes verdes. Finalmente, esta termina colapsándose y cayendo al suelo. Es en el tallo y en las raíces donde se produce la podredumbre, la cual evoluciona rápidamente hasta acabar con toda la planta. Evita los encharcamientos y las plantaciones demasiado extensas para que no se generen focos de infección.
  • Roya: es una de las enfermedades de las judía más comunes que suelen también afectar a otros cultivos hortícolas, esta penetra a través de las heridas ocasionadas por la poda e invaden los tejidos de la planta generando una podredumbre blanda y acuosa que desprende olores desagradables. En los tallos forma manchas negras y, finalmente, la planta muere.
  • Quema bacteriana de las judías: es una enfermedad que genera manchas de color verde pálido que cuando crecen van tornándose de un color parduzco quebradizo. En el tallo surgen estrías rojas y las vainas también sufren lesiones. Esta infección consigue extenderse por toda la planta, haciendo que la misma se marchite y muera. Para evitar la quema bacteriana de la judías, es importante hacer uso de semillas sanas y variedades resistentes y, sobre todas las cosas, evitar la humedad alta en el cultivo. También, puedes destruir las plantas enfermas y quemarlas y apostar por instalar el riego por goteo.

¿Qué te ha parecido este post sobre las enfermedades de las judías? Deja tus comentarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí