A pesar de todo esfuerzo y cuidados, las plantas pueden ser susceptibles a enfermedades. Pero es necesario identificar el motivo por el que sufren estos problemas, sobre todo para quien desconoce mucho de este ámbito.

Enfermedades plantas interior

Quizás también te puede interesar: ¿Cómo ahuyentar a las arañas del jardín?

Motivos por lo que existe la presencia de enfermedades en plantas

  • Carencia o exceso de fertilizante
  • Factores ambientales (luz, agua, temperatura y humedad)
  • Tierra inadecuada
  • Presencia de parásitos animales (insectos, nematodos, ácaros, etcétera)
  • Presencia de parásitos vegetales (hongos)

Los factores ambientales, los fertilizantes, el abonado y la tierra son indispensables para las plantas, ya que cada especie es distinta.

En cuanto a los productos químicos peligrosos deben estar fuera del alcance de los niños y seguir las instrucciones del fabricante. Si acaso se diluyen en agua para vaporizarlos, es preciso emplear el mismo vaporizador.

Cuando se realice un tratamiento en la primavera o el verano, hacerlo al aire libre. Para proteger las plantas, colocar un papel para que el producto no caiga sobre muebles.

Si se emplea en aerosol, tener cuidado con el ozono, así que se debe tener el área ventilada.

Enfermedades plantas

Algunos parásitos animales

Cochinilla: Es de los insectos más difíciles de combatir y exterminar. En ciertos estados de su desarrollo se protegen con lanosidades o refugios coriáceos que las defienden de cualquier ataque. Según la especie de cochinilla que ataca la planta puede tener un aspecto distinto. Las cochinillas pueden quitarse de las plantas empleando una torunda de algodón empapada de alcohol, o bien, con un cepillo de dientes en desuso. También se puede emplear productos químicos o biológicos contra cochinillas.

Araña y ácaros: se pueden encontrar en la superficie de la hojas, las cuales perforan a mordiscos. Se puede detectar la presencia en la planta con el amarilleo de las hojas. Y dichos insectos son de color rojizo o amarillento con tan solo unas fracciones de milímetro. Se pueden llegar a combatir con jabón potásico o con algún producto específico.

Pulgón o piojo: se encargan de succionar la linfa de los brotes jóvenes y provocan daños irreparables en los tejidos, por lo regular son de color verde, negro o amarillo. Para acabar con los pulgones se puede lavar las partes afectadas con jabón potásico y enseguida enjuagar. También se puede recurrir a un insecticida específico de pulgones.

Algunos parásitos vegetales

Oidio o mildu: se manifiesta en las hojas, los tallos y los botones florales con una ligera capa de material blanquecino. El primer síntoma de la enfermedad es la aparición de manchas circulares en la superficie superior de las hojas. Para acabar con ello se puede emplear un producto fungicida.

Roya: masa polvorienta de esporas de color anaranjado que se desarrolla sobre las hojas y los tallos. La roya es provocada por la humedad y la ausencia de aireación. Cuando se tiene la presencia de esta enfermedad en las plantas, es preciso cortar las partes afectadas y después usar un producto fungicida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí