Erica, también conocida como Brezo, es una planta muy utilizada en los arreglos de jardín y alféizares de las ventanas, aunque también puede cultivarse con éxito en condiciones frescas en el interior del hogar para disfrutar de su gran belleza.

Erica variedad

La Erica es una planta arbustiva que supera los 60 cm en el hogar, con hojas pequeñas y en forma de alfiler que delinean los tallos leñosos. A finales de la época otoñal, las ramas comienzan a florecer con ramilletes de flores en forma de campanillas o globos pequeños. Dependiendo de la variedad que escojas, las flores pueden exhibir diversos matices que van desde el blanco hasta el rojo intenso.

La especie Erica gracilis es de origen sudafricano y crece aproximadamente unos 45 cm. Es un Brezo que se puede conseguir con facilidad y se presenta compacta con ramilletes repletos de flores redondas de color rosa y rojo entre hojas verdes y pequeñas. La variedad Alba brinda hermosas flores blancas durante la época de Navidad.

La especie Erica perspicua o hyemalis es originaria de las tierras cenagosas de la Provincia del Cabo, Sudáfrica, y forma una planta compacta y extendida de flores curvas y tubulares que van desde el blanco al rosa y miden aproximadamente 2,5 cm. Por otro lado, se encuentra la especie Erica melanthera que crece hasta 60 cm de altura y es una planta compacta y arbustiva con ramas, hojas y flores diminutas de color rosa. Por último, la especie Erica Pageana es originaria de las colinas de la Provincia del Cabo y puede alcanzar hasta 1,2 m de altura, pero con podas cuidadosas puede mantenerse a la mitad de esa altura en el interior de la casa. Sus flores son amarillas.

Cuidados de la Erica en primavera y verano

En primavera, si tu ejemplar posee las raíces muy apretadas, deberás cambiar el Brezo de maceta utilizando un compost con base de turba y un puñado de arena fina lavada para asegurarte de que drene correctamente. Como le gustan las condiciones frescas, y las temperaturas durante la primavera-verano tienden a ser muy elevadas en el interior del hogar, lo mejor será colocar el Brezo a la sombra en el exterior. Riega la planta apropiadamente y abónala cada dos semanas. Cuando esté creciendo de manera activa, agrega unas pocas gotas de fertilizante en el agua y, una vez que haya llegado el otoño, puedes volver a entrar la Erica para disfrutar de sus flores.

Erica

 

Cuidados de la Erica en otoño e invierno

El periodo floración puede comenzar a finales de Otoño y continuar durante la primavera. Sus flores, duran mucho más si las temperaturas se mantienen entre 7-15° C. Asegúrate de rociar las hojas regularmente y colocar la planta en una bandeja con guijarros mojados para mantener la humedad. Riégala dos o tres veces por semana y si vives en una zona de aguas duras, trata de recoger el agua de lluvia y riega la planta con ella. El Brezo se desarrolla adecuadamente con luz brillante y aire fresco.

Propagación

Los Brezos jóvenes puedes conseguirlos fácilmente en centros de jardinería, pero si deseas propagarlos a partir de una planta ya existente, deberás coger esquejes de tallo de aproximadamente 5 cm de largo de las ramas laterales a inicios de la primavera o finales del verano.

Plántalos en turba húmeda incorporando un poco de arena fina. Trata de mantener los esquejes húmedos a una temperatura de 18-24° C en un sitio umbrío hasta que tenga nuevos brotes. Para mantener la temperatura, lo mejor será utilizar un propagador o colocar la maceta dentro de una bolsa plástica transparente y mantenerla cerrada herméticamente, excepto durante algunos minutos todos los días para renovar el aire en el interior.

Una vez que los esquejes hayan crecido hasta 7 cm, tendrás que plantarlos en un compost con base de turba y un poco de arena fina, y tratarlos como plantas maduras.

Problemas y soluciones

araña roja

Si las hojas se caen y los tallos se encuentran quebradizos, es probable que la planta haya permanecido seca durante demasiado tiempo. Por tanto, mantén el compost siempre húmedo y rocíalo todos los días para proveerle la humedad adecuada.

Si sospecharas que las raíces están pudriéndose, retira la planta de la maceta y mira la masa de raíces. Si el color fuera marrón, significa que se está pudriendo y que es el resultado de un exceso de riego.

Deja que la masa se seque durante algún tiempo y, después, cámbiala de recipiente y riégala bastante para que el compost se mantenga húmedo. Si encontraras telas delgadas, significa que las arañas rojas están en la planta. Rocíalas con un insecticida con base de malathion.

¿Te ha sido útil esta información sobre la Erica? Deja tu comentario :)

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta