Las semillas son vitales para los jardines. Enterrarlas en el suelo, regarlas y lograr que crezcan unos árboles, flores y plantas maravillosas es todo un reto. Así que si se tiene experiencia no está por demás repasar algunos errores, o bien, si se es novato evitarlos.

errores-sembrar-semillas

Errores habituales al sembrar semillas

Comenzar demasiado rápido: muchas de las veces las revistas con hermosas fotos de flores no pueden impedir resistirse a tal encanto. Querer tener todas esas plantas o flores para que engalanen el jardín puede ser erróneo. Es mejor ejercitar el autocontrol y elegir una semilla sencilla y conforme se va adquiriendo confianza y conocimiento seguir con más.

Plantar muy profundo: es preciso leer cuidadosamente la información detallada sobre la profundidad que requiere plantar las semillas. Lo ideal es plantar a una profundidad que sea 2 veces su ancho, es decir que sea un poco superficial. Algunas necesitan luz para poder germinar.

Bandejas sin etiquetar: una vez que se empiece a sembrar cuando llega el final de día ya no se sabe cuál semilla es, por tanto, se corre el riesgo de no saber bien los cuidados. Así que antes de plantar las semillas, lo recomendable es colocarles las etiquetas a cada envase, asegurando la fecha de siembra.

Temperaturas incorrectas: los paquetes de semillas especifican la temperatura que precisan para poder germinar del suelo y no la del aire. La mayoría germina a los 25˚C. Si se quiere éxito en la siembra una placa impermeable de calefacción para las zonas de la raíz es lo ideal. Cuando haya germinado la semilla, lo mejor es mantener la temperatura del suelo en un rango de 70˚.

errores-plantar-semillas

Luz inadecuada: existen zonas cálidas, pero en otras no tanto e incluso en aquellas épocas frías o nubladas puede requerir de cierta luz, por lo que un soporte iluminado para plantas a fin de sembrar platines puede ser una buena idea. Los platines robustos proveen hasta 16 horas de luz diaria.

Problemas de agua: para que las semillas germinen deben tener un suelo de cultivo húmedo, pero no ahogado en agua. Muchos comenten el error de cubrir el contenedor para mantener la tierra húmeda sin percatarse cuánta es la cantidad necesaria. Para ello es necesario conocer bien sobre las semillas y sus requerimientos.

Como verás no es muy complicado tener unas bellas plantas, flores y árboles en el jardín o la casa. Solo es necesario detenerse a leer sobre las necesidades de las semillas para comenzar con el pie derecho y no cometer errores. ¿Te animas?¿Por cuál empiezas?

Compartir

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta