Estrés-por-calor-planta

Hasta las plantas más resistente puede pasarla mal en el verano, sobre todo si es muy caluroso o hay una ola de calor. Pero cómo reaccionar ante una subida abrupta de temperatura a la cual no está preparada.

El estrés por calor es un problema en jardinería que se debe conocer, ya que ningún cultivo está exento de sufrirlo. Así que es mejor prevenir para evitar que las especies la pasen mal.

Cómo saber si la planta tiene calor

Sentir calor no solo los humanos o los animales lo percibimos. Aunque a menudo se piensa que sí, ya que cuando tenemos estrés térmico, lo mostramos al evitar salir a la calle durante horas pico, bebiendo agua o contrarrestar esa sensación en una alberca o una ducha.

Sin embargo, las plantas no pueden desplazarse. Si la semilla germinó en el suelo, lo normal es que permanezca ahí donde enraizó. Pero las plantas que se cultivan en macetas, pueden cambiarse de lugar. 

Flor-estrés-calor

Por este motivo puede costar trabajo reconocer los síntomas por calor en las plantas. Pero los más comunes son:

  • Hojas enrolladas o plegadas, o por el contrario, curvadas hacia arriba.
  • Hojas con manchas marrones o secas.
  • Tierra seca y muy caliente (si es que está al aire libre).
  • Aspecto triste con los tallos caído. 

Cómo eliminar el estrés por calor en las plantas

Para eliminar el estrés por calor en las plantas, se requieren realizar varias tareas:

Riego tras el exceso de calor

Si tenemos plantas que la están pasando mal por el exceso de calor, es necesario asegurar que la tierra esté bien húmeda y fresca. 

Una de las grandes consecuencias del calor es la deshidratación. Así que habría que comprobar la humedad de la tierra para ver si hay que regarlas o no.

Flor-estrés-calor

Además hay que usar agua que no esté muy caliente. Lo ideal es que esté a 23 °C, sobre todo si se trata de plantas tropicales pero puede estar entre los 18 y los 30 °C.

Si llegaste a superar los 30 °C, el agua tendrá menos oxígeno y su desarrollo será mucho más lento. Esto a su vez hará que las raíces puedan sufrir quemaduras.

Protección contra el sol

Esto es lo más urgente para solucionar el problema. Si las plantas están en macetas y se ve que la están pasando mal por las altas temperaturas, lo que se puede hacer es resguardarlas en semisombra o sombra.

Estrés-calor-malla-sombreo

En el caso de que estén plantadas en el suelo, habría que clavar 2 o 4 tutores o varillas y poner una malla de sombreo por encima, a modo de sombrilla. Si el sol incide demasiado, habría que optar por envolverlo con toda la malla.

Tipos de mallas de sombreo. Los mallas de sombreo pueden ser verdes, marrones, blancas o negras, todas ellas tienen un grado de ocultación que va desde el 40% hasta el 90%. Esto quiere decir que si se ocupa una malla del 70%, las plantas van a recibir un 30% de luz .

Así que habrá que tenerlo en cuenta, según la especie de planta que se tenga, ya que no todas requieren la misma cantidad de luz.

Macetas adecuadas para evitar golpes de calor

Las macetas que son de plástico absorben mucho más calor que las que son de barro. Por tanto, el interior de esta produce un efecto invernadero que recalienta las raíces y les causa daño. Por este motivo, lo ideal es plantarlas en macetas de barro, sobre todo si se vive en una zona donde el grado de insolación es muy elevado.

Plantas-estrés-maceta

En el caso que sea complicado conseguir los tiestos de barro, colocarlas cerca de paredes o muros que no se tengan mucho calor.

Por ejemplo no ponerlas juntas ventanas, puertas de metal ni de plástico. Pero si junto a paredes, muros con techos o bloques de hormigón o al lado de otras plantas.

Cómo evitar que las plantas tengan estrés por calor

Para prevenir el estrés por calor en plantas habría que: 

  • Controlar el riego. Sobre todo en la ola de calor. La tierra se seca más rápido y esto puede causar un problema a las plantas.
  • Evitar encharcamientos. Por mucha agua que requieran, no todas las plantas necesitan tener las raíces encharcadas, solo las acuáticas. Si el sustrato tarda horas o días en absorber el agua, habría que tomar ciertas medidas para mejorar el drenaje.
Planta-estrés-calor
  • Refrescarlas a última hora de la tarde. Cuando el sol esté bajo, es buen momento para tomar la manguera y rociarlas con agua.

Esto es excelente tras un día en que las temperaturas han sido realmente muy altas. Por si fuera poco, les ayuda a pasar mejor las noches.

  • Tratarlas con bioestimulantes naturales. Un bioestimulante foliar les ayuda a sobrellevar mejor el calor.
  • Cultivar plantas autóctonas o de climas similares. Aunque vayan a producirse olas de calor cada vez más duraderas, si se opta por especies autóctonas, habría más posibilidad de tener un jardín, terraza o balcón sano.

Así que la próxima vez que las temperaturas estén a tope, no permitas que tus plantas sufran de estrés por calor. Por ello que sigue las recomendaciones y actúa de inmediato. Ahora que si pasa todo lo contrario, es necesario aprender a proteger a las plantas de las heladas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí