Familia-palmaceae

Familia de plantas palmaceas, características y usos

La familia palmaceas, palmas, palmaceous (Palmae) o arecaceae (arecaceae), todos los nombres reconocidos. Forma una familia de plantas monocotiledóneas de carácter arbóreo o arbustivo. Es un gran grupo que cuenta con alrededor de 3400 especies y 200 géneros.

Presentan un porte esbelto, son muy decorativas y, posiblemente las más elegantes y estilizadas de todas las plantas ornamentales, por lo que pueden decorar el jardín y el hogar, además de aportar una fuente natural de aire limpio. No por nada Linneo estaba tan fascinado por este grupo de especies que las consideraba los Príncipes del reino vegetal

Se encuentran distribuidas por toda la región ecuatorial tropical y subtropical, gran parte de las especies de palmeras provienen de las regiones tropicales de América, Malasia y África. Se dividen en sub-familias como Phytelephasieae, Coryphoideae, Borassoideae, Lepidocaryoideae, Ceroxyloideae, Nipoideae.

Características de las palmeras

La familia arecaceae da plantas que tiene un penacho o rosetón de hojas en la parte superior del estípite, por lo general en solitario y en algunos casos multicaule (varios troncos).

Estípite. Botánicamente es el nombre que se le da al tronco o falso tronco de las palmeras. Por lo regular solitario y no ramificado, existen algunas excepciones multicaules. Según la especie son muy variados (largos, cortos, esbeltos, finos, robustos, lisos, ásperos, cubiertos de fibras o de espinas, algunos subterráneos).

Carecen de cambium a diferencia de las latifoliadas y en el interior de sus troncos tienen pequeños conductos filamentosos, que es donde circula la salvia, que le otorgan un tejido más suave que la madera y les permite una mayor flexibilidad ante posibles tormentas y huracanes. La yema terminal es la que al crecer forma el estípite, pero son incapaces de regenera los tejidos externos y consecuentemente no pueden cicatrizar sus heridas como sucede con las latifoliadas.

Raíces. Tienen un sistema radicular fasciculado (en cabellera) como todas las monocotiledóneas.

Hojas. Las hojas de las palmeras, se clasifican en:

  • Pinnadas. A partir de un raquis nacen los segmentos direccionados hacia los costados, en forma de pluma, formada por una vaina que se inserta en el tronco.
  • Bipinnadas. Aquellas pinnadas cuyos folíolos son pinnados en vez de simples, doblemente pinnadas, los folíolos en vez de ser simples están ubicados en un raquis central y a su vez se ramifica en numerosas pinnulas.
  • Palmadas. Carecen de raquis, tienen el limbo en forma de abanico, se insertan en el extremo del pecíolo. Los segmentos se disponen radialmente.
  • Costapalmadas. Hojas palmadas en las cuales el pecíolo se inserta en forma de costilla en el limbo. Los folíolos o segmentos se insertan de una manera que el nervio central parece estar escondido o sobresalir. Cuando se insertan en forma de V, se denomina induplicado. Cuando los folíolos o segmentos se insertan en forma de V invertida, se denomina reduplicado.

Flores. Por lo regular son pequeñas con 6 pétalos en 2 verticilos. Monoicas la mayoría y dioicas las flores femeninas y masculinas en diferentes pies. Las flores femeninas están compuestas por el gineceo y las flores masculinas están compuestas por el androceo con 3, 6, 9 o más estambres.

Inflorescencia. En la inflorescencia o espádices es donde están agrupadas las flores de las palmas, protegidas por brácteas llamadas espatas. Las palmas cuando florecen producen, por lo general una inflorescencia con flores muy pequeñas que nacen debajo, dentro o encima de la corona central de la palma. Hay especies monocárpicas, con las inflorescencias en posición terminal en el eje (viven varios años sin reproducirse y mueren súbitamente después de la floración).

Frutos. Son muy variables, según la especie en drupa o baya.

Multiplicación de las plantas arecaceae

La mayoría de las especies se multiplica por semillas, aunque algunas especies, se puede obtener mediante división de matas o separación de hijuelos desde la base. Para la multiplicación por semilla, habría que tener en cuenta que debido a lo duras que son, probablemente requieran sumergirlas en agua.

Es recomendable sembrarlas inmediatamente después de su recolección, en cuanto maduren y cambien de color, de verde a rojo. Cortar los racimos tan pronto como hayan madurado las bayas. Sumergirlas en agua por lo menos 24 horas y, hasta 2 semanas, en caso de ser necesario. A temperatura ambiente, con recambio de agua a diario.

Previamente limpiarlas bien. Extraer la pulpa para evitar que se pudran, envolver las semillas en musgo y/o sembrar de inmediato. Si tienen pulpa seca, sumergir los frutos en agua, uno o dos días, hasta que se ablanden y extraer las semillas. Estas tienen que ser frescas y maduras, ya que pierden su poder de germinación en poco tiempo.

La mayoría de las semillas conservan su capacidad de germinar entre 4 y 8 semanas. Posteriormente sembrarlas en un sustrato poroso, bien suelto a 2 cm. de profundidad dentro de un ambiente cálido y mantener el sustrato húmedo sin encharcar. Luego según la especie tardara de 1 a 6 meses en germinar. La mezcla recomendada es 50% de turba y 50 % de arena. Si se va a almacenar, mantenerlas en una bolsa de plástico, en un lugar fresco con una temperatura alrededor de los 20 ºC.

La fertilización de liberación lenta, ya que las palmas suelen tener carencia de micronutrientes. Trasplantar en verano. No toleran la poda.

Usos de las especies palmaceas

Las especies de plantas que pertenecen a esta familia se caracterizan por tener diversidad de usos, dando lugar a diversas categorías económicas. Las palmeras constituyen elementos importantes de parques y jardines tropicales, por lo que tienen un importante valor ornamental. Son consideradas aristócratas del reino por su porte elegante que las distingue de otras plantas. Además, muchas de estas especies pueden obtenerse de ellas varios productos como fibras, ceras, aceites, licores, etc.

Listado de palmeras más sobresalientes alrededor del mundo

He aquí un breve listado de las palmeras más sobresalientes:

Palmeras Phoenix
  • Calamus manan. Una palmera de Malasia y Tailandia, la cual posee tallos trepadores de más de 200 m longitud. Al mismo tiempo, tiene un engrosamiento secundario.
  • Lodoicea maldivica. El fruto más grande es producido por la especie Lodoicea maldivica, una gran palmera originaria de las Maldivas que produce un fruto que puede llegar a pesar hasta 25 kilogramos.
  • Dypsis minuta. La palmera más pequeña se encuentra en las selvas tropicales de Madagascar, junto a otras del género. El nombre botánico es Dypsis minuta y apenas llega a los 50 cm de altura.
  • Ceroxylon quindiuense. La palmera más alta es Ceroxylon quindiuense, más conocida como palmera de la cera. Tiene un tronco delgado, pero resistente para alcanzar los 80 m de altura.
  • Phytelephas macrocarpa. Es una especie que encontramos en la región amazónica que se reproduce por semillas y presenta una consistencia muy dura. La cáscara que protege el embrión, es llamado marfil vegetal.
  • Raphia regalis. Especie que vive en el continente africano, esta palmera desarrolla la hoja más grande de la familia llegando a medir de 18 a 20 m de largo por 4 m de ancho.
  • Corypha umbraculifera. Las inflorescencias más grandes de esta familia son producidas por la especie Corypha umbraculifera. Esta palmera muere tras la maduración de sus frutos. De modo que necesita producir muchas flores para asegurar la nueva generación. Sus inflorescencias alcanzan hasta los 9 m de alto por 3 m de ancho. A su vez, también presenta mayor cantidad de flores y frutos.
  • Phoenix dactylifera. La palmera datilera es la especie que produce más materia durante su vida, pudiendo ser superior a las 100 toneladas. Cada palmera produce una media de 75 kilogramos de dátiles anuales. Las palmas que se le cortan periódicamente, pueden llegar a los 90 kilogramos por año.
  • El árbol más cultivado del mundo oscila entre el cocotero (Cocos nucifera), la palmera del aceite (Elaeis guineensis) y la datilera (Phoenix dactylifera).

En la antigüedad, la palma se consideraba como símbolo de la vida eterna, por lo que era el árbol más valorado.

Con esta información se tiene más claro con respecto a la familia de plantas palmaceas. Por ello, no está de más conocer las características y necesidades de la familia de las quenopodiáceas para entender mejor la clasificación de las especies.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados