Las plantas que cultivamos es nuestros espacios, huertos o jardines precisan de nutrientes específicos para que puedan prosperar. Y aunque podemos encontrar otros elementos como el magnesio o el calcio que intervienen en el buen funcionamiento de la planta. El fósforo, el nitrógeno y el potasio resultan imprescindibles para el crecimiento de las mismas. Así que a continuación te explico cómo realizar fertilizantes orgánicos para que puedas empezar desde ya.

Fertilizantes orgánicos plantas

No dejes de leer: Qué es y cuáles son los beneficios de la asociación de cultivos

Fertilizantes orgánicos

Fertilizante orgánico con nitrógeno

Restos café jardín

El café es un gran aliado contra ciertas plagas y enfermedades específicas. Incluso tiene un gran potencial como fertilizante orgánico, ya que su contenido en nitrógeno es significativo y cuenta con otros nutrientes en menor cantidad y antioxidantes. Pero para poder aportarles a las plantas un extra de nitrógeno con este alimento, es necesario seguir estos pasos:

  1. Acumula los restos del café cuando lo hayas preparado. Si cuentas con pocas plantas, bastará el que tengas en casa, sino podrías recurrir a cafeterías o restaurantes para que te lo puedan proporcionar.
  2. Con los restos, mézclalos con agua y déjalos reposar durante unos días, o bien, aplica directamente sobre la tierra.
  3. Es necesario tomar en cuenta que el café es un material orgánico muy ácido, por lo que solo será recomendable su uso en aquellas plantas que requieran un sustrato ácido como la camelia, la hortensia o la gardenia.

Fertilizante orgánico con fósforo

Madera cenizas

La madera es sin duda un material abundante y se pueden emplear las cenizas resultantes de la quema. Es un fertilizante orgánico excelente para dar fósforo a las plantas. Pero para poder aportarles a las plantas un extra de fósforo con este material, es necesario seguir estos pasos:

  1. Aprovecha lo que se obtiene de las chimineas, barbacoas o fogones y usa las cenizas como fertilizante.
  2. Solo hay que mezclar las cenizas con agua e integrar por completo. Después aplicar sobre el riego.
  3. Es importante hacerlo unas 2 o 3 veces al año para que no resulte excesivo.

Fertilizante orgánico con calcio

Cáscaras de huevo

Una forma rápida, sencilla y eficaz de aportar a las plantas un extra de calcio, es con las cáscaras de huevo. Las cáscaras de huevo tiene un contenido de 95% calcio y en menor proporción nitrógeno. Se trata de un fertilizante orgánico simple pero excelente. El calcio no es un nutriente esencial, ni de los que requiera la planta. Sin embargo, algunos elementos secundarios podrían ser clave para algunos procesos de las plantas. Asimismo, los aportes de calcio pueden ayudar a los problemas relacionados con el cultivo de las hortalizas. Pero para poder aportarles a las plantas un extra de calcio con este material, es necesario seguir estos pasos:

  1. Obtén un gran número de cáscaras de huevo
  2. Lávalas para evitar que tengan residuos y tritúralas. Aunque también se puede aplicar de manera directa en la tierra, pero la absorción será más lenta.

Fertilizante orgánico con potasio

Cáscara de plátano

El plátano es una fruta con un gran porcentaje de potasio. Pero también dicho elemento se encuentra en una cantidad considerable en la cáscara del mismo. Así que hacer un fertilizante orgánico con un buen contenido de potasio a base de cáscaras de plátano puede resultar eficaz. El potasio es un elemento útil en períodos de fructificación y floración. Pero para poder aportarles a las plantas un extra de potasio con esta fruta, es necesario seguir estos pasos:

  1. Primero tienes que disponer de unas 3 o 4 cáscaras de plátano para poder realizar una infusión con un litro de agua.
  2. La cantidad de fertilizante va a depender del número de plantas que se tengan.
  3. Troza las cáscaras, ponlas en el agua y llévalas a hervir durante 15 minutos.
  4. Transcurrido el tiempo, cuela y deja enfriar. Mezcla con 2 litros de agua y coloca directo a tus plantas.
  5. Se puede aplicar cada 10 a 15 días, lo cual ayudará a que las plantas crezcan y produzcan flores o frutos, según el tipo.

¿Te animas a elaborar tu propio fertilizante orgánico?

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta