La flor de lagarto, también conocida como estapelia y stapelia, es una planta extraordinaria que constituye una oportunidad que el aficionado la jardinería no debe desaprovechar. Sus flores son grandes y pueden llegar a alcanzar hasta 0,3 m de diámetro. Estas presentan flores espectaculares y dibujos únicos. Sin embargo, estas plantas sudafricanas poseen un aroma desagradable, que ha sido comparado con el de la carne de un animal descompuesto.

flor de lagarto

Quizás también te pueda interesar: ¿Cómo atraer mariposas al jardín?

La función de este olor es la de atraer a los insectos que polinizan las flores; por lo que, durante la estación de floración, hay que sacar las plantas al exterior de la casa. No obstante, sus flores son interesantes, atractivas y en forma de estrella de cinco puntas de 8 cm de ancho y de color amarillo pálido con marcas marrones y púrpuras.

Cuidados de la flor de lagarto en primavera y verano

Cambia la flor de lagarto de recipiente todas las primaveras usando un compost adecuado para cactus o una mezcla de partes iguales de arena fina y compost. Para que tus plantas crezcan, tendrás que instalarlas en un recipiente más grande pero solo cuando los tallos parezcan estar amontonándose contra los costados y, aun así, el tamaño máximo de recipiente deberá ser de 30 cm de diámetro.

Este debe tener un buen drenaje y la temperatura en verano no debe descender nunca de los 16 °C. Coloca la planta en un sitio luminoso, con sol directo y riégala libremente para que el compost quede mojado.

Cuidados de la flor de lagarto en otoño e invierno

En invierno, tendrás que tratar de asegurar tus plantas a una temperatura de 10-13 °C; algunas especies, podrán tolerar temperaturas más bajas, pero se correrá el riesgo de que las raíces se pudran. Asegúrale buena luz durante todo el año y no permitas que las plantas se sequen completamente; riégalas esporádicamente en los días calurosos y soleados, e incrementa la cantidad de agua, pero mantenlas casi seca desde octubre hasta marzo.

flor de lagarto

Modo de propagación de la flor de lagarto

La flor de lagarto puede ser propagada a partir de semillas. Siémbralas en primavera en la superficie de una mezcla de una parte de arena fina y tres partes de compost para cactus. Mantenlas en la sombra a una temperatura de 18-21 °C; la germinación se producirá en una semana. Cuando las plántulas sean grandes, colócalas individualmente en tiestos de 8 cm y trátalas como plantas maduras.

Imágenes José Luis Cernadas Iglesias, Maja Dumat, algunos derechos reservados.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta