Un hogar con bellas flores o un pequeño jardín repleto de plantas y árboles  es tan solo un espacio, al cual se le brinda total admiración y respeto por todo aquello que nos da. Siendo las flores de las mejores aliadas para cuidar la piel y minimizar el envejecimiento.

Flores cuidar piel

Por ello cada vez más laboratorios cosméticos apuestan por comprobar la eficacia de lo natural en la piel. Recurriendo a lo más antiguo y milenario como los son las plantas que ya desde tiempos se emplean por sus enormes propiedades.

Flores que cuidan la piel

Manzanilla

Manzanilla: esta planta es un antiinflamatorio natural. Para ello es necesario hacer un té que al enfriarse se coloca sobre la piel inflamada para bajar su hinchazón, o bien, para reducir las ojeras, la piel rojiza, la dermatitis o la urticaria. También al beber la infusión ayuda como relajante.

Diente de león

Diente de león: la hoja de diente de león al combinarse con el trébol rojo y la bardana en una infusión va a ayudar a limpiar el rostro eliminado el acné, así como los eccemas, la soriasis y otros problemas de la piel.

Equinácea

Equinácea: mejor conocido como el antibiótico natural por excelencia se emplea para prevenir infecciones. Para ello es necesario diluir la tintura y usar de forma tópica sobre las  heridas y las picaduras de insectos. Incluso si se consume previamente diluido en agua ayuda a aumentar las defensas.

Caléndula

Caléndula: estimula la cicatrización de la piel, ya sea en infusión o previamente diluida en tintura resulta eficaz para aliviar las rozaduras, las llagas, las úlceras y las heridas. En la presentación de crema o aceite contribuye de manera óptima en las erupciones e irritaciones de la piel.

Rosa de mosqueta

Rosa de mosqueta: este arbusto es un potente regenerador natural que reduce las cicatrices y las estrías. La forma ideal para emplearla es de manera tópica en la presentación de aceite 100% puro sobre el área afectada.

Lavanda

Lavanda: esta flor aromática cuenta con propiedades antiiflamatorias y antiséptica. Se usa como aceite esencial o té frío para calmar erupciones, eccemas y quemaduras solares, entre otros. También se puede aplicar en aceite puro sobre alguna picadura de insecto.

La naturaleza es tan sabia que no queda un ápice de duda de que las flores sirven para cuidarnos por dentro y por fuera. Como recomendación es importante adquirir productos de buena calidad para poder disfrutar de todas las propiedades que ofrecen tan majestuosas plantas.

Imágenes cortesía de: pixabay, pixabay, pixabay, pixabay, pixabay, pixabay, pixabay,

No hay comentarios

Dejar una respuesta