Flores de bulbo

Estas plantas bulbosas son plantas herbáceas y perennes que se cultivan a partir de distintos órganos subterráneos de reserva de nutrientes como, Bulbos, Cromos, Raíces Tuberosas y rizomas.

Este concepto de plantas bulbosas hace referencia a ciertas especies las cuales son utilizadas como ornamentales en parques y jardines o también como flores de corte, además en jardinería se denominan plantas bulbosas a las que poseen como dijimos cromos, raíces tuberosas y rizomas.

Dentro de este grupo la mas conocida es el tulipán que es un bulbo, igualmente hay una gran cantidad de plantas bulbosas que año a año van surgiendo nuevas en el mercado.

Los bulbos, cormos, raíces tuberosas y rizomas, son órganos que se encuentran bajo tierra cuya función principal es acumular las reservas nutritivas que fabrican sus hojas, a partir de los cuales nos proporcionaran una nueva planta.

El atractivo de estas plantas es que cuentan con vistosas y hermosas flores con las que podemos contar en todos los colores y en todas épocas del año. Si somos capaces de escoger bien las especies, tendremos una sucesión de flores sin descanso.

hymenocalis_festalis

Utilización en el jardín

Las plantas bulbosas son las más versátiles de todas las especies para el jardín, ya que éstas florecen en sitios muy diferentes y mantienen su belleza durante en todas las estaciones del año. Estas plantas además de su particular belleza poseen un atractivo y singular follaje, convirtiéndolas en nuestro mejor aliado en el diseño de parques y jardines.
Dentro de las plantas bulbosas tenemos gran cantidad de especies que son relativamente rusticas por lo que no requieren de grandes cuidados, multiplicándose año a año formando colonias y naturalizándose en nuestro terreno, que por otra parte es lo más interesante que nos puede pasar puesto que época tras época florecen sin ninguna atención.

Profundidad de plantación de bulbos.

Al plantar bulbos hay que poner un especial cuidado para colocarlos a la profundidad adecuada. Plantarlos a excesiva profundidad puede impedir su desarrollo normal y su germinación, por el contrario si no se les cubre con la tierra necesaria, bien pueden helarse antes de germinar o bien crecerán demasiado débiles y se podrán caer.

Podemos decir en términos generales que la profundidad del bulbo siempre será el doble del espesor del bulbo.

Azucenas y lilims de 15-20 cm de profundidad
Jacintos entre 10 y 15 cm de profundidad
Narcisos a unos 8-10 cm de profundidad
Tulipanes de 7 a 10 cm de profundidad
Gladiolos de 5 a 7 cm de profundidad
Campanillas de 6 a 9 cm de profundidad
Iris bulbosos de 6 a 9 cm de profundidad
Crocus de 5 a 7 cm de profundidad
Anémonas de 5 a 7 cm de profundidad
Ranúnculos de 3 a 5 cm de profundidad.
Begonias tuberosas de de 1 a 2 cm de profundidad
Ciclamen a 5 cm de profundidad
Iris de rizoma prácticamente a ras de suelo

profundidad_bulbosas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí