Muchas son las razones que hacen que las flores nos pongan de buen humor y nos alegren la vida. Además de ello, son parte esencial de la elaboración de cosméticos, como modelos para ser plasmadas en un cuadro e incluso para estar presentes en los mejores momentos al recibir ese bello ramo de flores. Y como es lógico, el cine no podía quedar al margen de todo esto, ya que son muchas las películas en las que han decorado sets y otras que han tenido un protagónico por su cautivadora elegancia.

Amapolas-en-Mago-de-oz

Las flores y el cine

Así que pensando en las flores, es momento de compartir producciones cinematográficas que se han convertido en verdaderos clásicos del cine y en las que las flores han sido la representación misma de la naturaleza.

Amapolas en El Mago de Oz

Quién no recuerda esa escena en la que Dorothy y sus amigos cruzan por un campo de amapolas en busca del Mago de Oz. Pero debido al conjuro de la bruja mala del este, les impide llegar a su destino, ya que el aroma de las flores los hacen caer en un profundo sueño.

Cerezos en Memorias de una geisha

Esta película está basada en la novela de Arthur Golden. La escena más sobresaliente es cuando la geisha Sayuri y el presidente dan un paseo por debajo de los cerezos donde caen los pétalos sobre ellos como una lluvia fina, siendo un auténtico símbolo de Japón.

Claveles y lilas en Flores rotas

El actor y humorista Bill Murrat interpreta a Jim Jarmusch de la película Flores rotas, quien es un joven atormentado porque una carta anónima le hace saber que es padre. A partir de ahí comienza la búsqueda de la madre de su hijo. Pero es quizás al entrar a una floristería y recibir un ramo de claveles y lilas que empieza a tomar sentido dicha incertidumbre.

Violetas en Luces de Ciudad

De los mejores filmes de Charles Chaplin, el cual está clasificado como la undécima mejor película de la historia del cine. Las violetas son el hilo conductor en la trama, donde Charlot, interpretado por Chaplin, es cautivado por una florista ciega.

Rosas en La Bella y la Bestia

Una rosa (rosa eterna) en un jarrón de cristal es la protagonista de la película, la cual está basada en el cuento tradicional francés. La flor encantada es el regalo que le hace la hechicera a la Bestia. Si no encuentra el verdadero amor antes de que caiga el último pétalo, quedará como un monstruo hasta el final de sus días.

Narcisos en Big Fish

Una gran producción de Tim Burton. Aquel que ha visto la película, le viene a la mente la escena donde Edwar decide plantar narcisos en los alrededores de la casa de Sandra con el fin de expresar su amor. Y es que esta elegante flor simboliza alegría y felicidad. 

Tulipanes en Blue Velvet

Película del candiense David Lynch, plasma imágenes de tulipanes amarillos bailando con el viento al atardecer, ante los ojos de espectadores que van pasando imágenes de la América más utópica. Estos tulipanes también aparecen en la ultima escena.

Margaritas en Deshojando la margarita

Deshojando-la-margarita

De las escenas más representativas de la carrera de Briggite Bardott es cuando en la película usa cuatro margaritas, a modo de un sujetador para participar en un concurso de strip-tease.

Plantas carnívoras en Jumanji

Cinta estadounidense del año 1995, en la que aparecen plantas carnívoras en la casa de los Parrish y la joven Kirsten Dunst es atacada por una de ellas. Y aunque se sabe que esta escena es perturbadora, hay quienes aman este tipo de especies. Así que no estaría demás saber cuáles son las plantas carnívoras más atractivas que existen.

Cempasúchil en Coco

Película que representa las costumbres de México con un emotivo mensaje familiar. No es casualidad que el camino al mundo de los muertos esté lleno de flores de cempasúchil, venerando así la muerte en esta festividad.

Seguro que todas estas escenas de películas han evocado un recuerdo en tu mente. Las flores y el séptimo arte han jugado un papel importantísimo, que va más allá de admirar su belleza y evocar su esencia. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí