El tener un jardín implica muchos cuidados y es necesario seguir ciertos consejos para tenerlo majestuoso y lleno de vida. Sin embargo, para que exista un equilibrio con todos sus elementos y prescindiendo de la aplicación de productos químicos por la aparición de alguna plaga, las flores pueden hacer la labor.

Flores proteger plaga

Flores protectoras de plagas

Capuchina

Capuchina: También conocida como espuela de galán, llagas de Cristo, taco de reina o flor de sangre. Esta hermosa flor tiene muchos atributos, entre ellos al crecer muy rápido es de las primeras en brindar color al jardín. Además, cubre la tierra de sol debido a sus grandes hojas, permitiendo mantenerla fresca por períodos prolongados. Por si fuera poco ahuyenta las chinches de los zapallos, pulgones y moscas blancas que atacan las hortalizas, rosas y frutales. También resulta ser una trampa eficaz para captar avispas predadoras e insectos minadores.

Consuelda

Consuelda: la consuelda además de ser un insecticida natural es el mejor abono verde que existe. Sus raíces son capaces de bajar a una profundidad muy considerada y absorber nutrientes para posteriormente depositarlos en sus hojas. Así que una vez que se secan las hojas estas pueden depositarse en la superficie, o bien, incluirse al compost para proporcionar dichos nutrientes.

Caléndula

Caléndula: una flor de grandes virtudes que no podría faltar en el jardín. Es considerada como la planta trampa sanitaria y, esto se debe, a que atrae a las plagas como los pulgones, permitiendo que otras plantas puedan crecer sin ningún problema. Además, con esta flor maravillosa se puede emplear para realizar productos cosméticos, así como ungüentos medicinales. Solo es necesario considerar que al ser perenne debe tener un espacio fijo en el huerto para que pueda reproducirse perfectamente.

Copete

Copete: Es una planta similar a la caléndula gracias a su color tan llamativo, siendo beneficiosa para el jardín. Se encarga de alejar a los nematodos de las plantas con bulbos o rizomas. Incluso acumula mucho fósforo en los tallos y las hojas que al secarse pueden devolver a la tierra ese nutriente que obtuvieron

Como verás la naturaleza es tan sabia que aporta los elementos necesarios para que exista un balance. Así que no esperes más y prueba con estas maravillosas flores, ya que además de tener un jardín lleno de matices estará libre de esos indeseables animales diminutos.

Imágenes cortesía de: Pixabay, Miguel Ángel Zampalo Fontán, Angel Alicarte, Judith van der Kraan, Emiliano Alvarez,

Compartir

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta