La Gaillardia, mejor conocida como Gallardia, es un género que está compuesto por dos especies distintas de plantas herbáceas, anuales o vivaces, todas originarias de Norteamérica. Se trata de plantas rústicas, que cuentan con hojas normalmente enteras o ligeramente dentadas y, en ocasiones, pinnatífidas.

Gaillardia

Quizás también te pueda interesar: La Lonicera produce una floración abundante, hermosa y perfumada

Pueden ser herbáceas o subleñosas y alcanzar los 60 cm de altura. Sus flores son capítulos o cabezuelas solitarias pedunculadas, que a veces es preciso sujetar o tutorar para evitar que se rompan o caigan. Las flores pueden llegar a medir hasta 10 cm y se presentan en amarillo y rojo, y a veces son bicolores con estas dos tonalidades.

Cuidados de la Gaillardia

Esta planta puede adaptarse a cualquier tipo de terreno, siempre y cuando, posean un buen drenaje. Prefieren la exposición soleada y ventilada. Se aconseja remover las flores marchitas a medida que vayan surgiendo para asegurar una segunda floración durante la temporada de otoño. La adición temporal de abono químico durante el período de floración, principalmente a las especies vivaces, hace que las flores sean mucho más exuberantes y la planta se mantenga en pleno vigor y producción floral.

Las especies de la Gaillardia que suelen alcanzar mayor altura y desarrollo, deben plantarse a unos 50 cm de distancia unas de otras, para que su posterior desarrollo no las perjudique. En cambio, las especies anuales o aquellas que se desarrollan menos, tendrán que separarse a 30 cm para asegurar una correcta vegetación.

Propagación de la Gallardia

Gaillardia1

Aunque todas las especies se pueden reproducir a través de semillas, este sistema se usa habitualmente para las especies anuales, empleándose para las vivaces el sistema de reproducción a través de división de la mata existente. La siembra debe realizarse a principios de primavera, bajo cristal, en zonas frías y al aire libre, o bien, sin protección en zonas más cálidas.

Las plantas logran adquirir el tamaño necesario para ser plantadas en el lugar definitivo al promediar la primavera. También se pueden sembrar en verano, protegiendo a las plantas en invierno, y plantarlas en el lugar de asiento en invierno o en primavera para multiplicar las especies vivaces.

Plagas y enfermedades de la Gaillardia

En cuanto a insectos, el thrips tabaci suele invadir a las flores de la Gaillardia, y los homópteros saltadores conocidos como mosquito verde, perjudican con sus picaduras al follaje, el cual hace que se vuelvan rojizas las partes atacadas. Tanto unos como otros deben combatirse fácilmente con insecticidas a base de lindano.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta