La Genista comprende un centenar de especies, de las cuales muchas son espontáneas. Se trata de arbustos o subarbustos de hojas caducas o semipersistentes, alternas y, en ciertas ocasiones opuestas, formados por tres folíolos, aunque en muchas ocasiones puede estar formado por uno e incluso tener espinas afiladas. La floración de la Genista es muy abundante y suele producirse en verano, aunque puede variar el período de floración de acuerdo a la especie.

genista

Quizás también te pueda interesar: Azucena de Rabo de Zorro, una planta con espigas de flores amarillas que alegrará tu jardín

Su flor, por lo general, es amarilla, aunque también puede ser blanca y estar agrupada en racimos o capítulos, con una forma de mariposa. Por ello, también se la conoce como flor papilionácea. Después, aparece el fruto, que es una vaina oblongo-lineal, a veces ovoide o subglobulosa.

La Genista es un arbusto de tamaño pequeño, aunque ciertas especies pueden llegar a alcanzar hasta los 3 m de altura. Esta puede utilizarse como elemento aislado o formando parte de un conjunto de arbustos de floración diversa; también se usan las especies rastreras para cubrir suelos y bancales.

Cuidados culturales de la Genista

genista1

Las necesidades de los componentes de la Genista son escasas y muy fáciles de proporcionar; en cuanto al suelo, acepta a todos y se da bien en cualquiera, aunque prefiere los arenosos, pobres y pedregosos. Tampoco es una planta que requiera demasiadas extensiones para florecer; simplemente le basta una ligera poda de supresión de los tallos que han florecido.

La única exigencia que tiene la Genista es el emplazamiento, que tendrá que ser lo más soleado posible, para que su floración sea verdaderamente espectacular; en sitios de penumbra o sombra total, puede morir.

Propagación de la Genista

genista2

La manera más simple y fácil de propagar la Genista es a través de semillas. La siembra no tiene ningún tipo de secreto ni precisa de cuidados especiales y suele efectuarse a principios de la primavera. No se necesitan propagadores o bolsas plásticas para incrementar el calor y la humedad. Sin embargo, si se prefiere, se puede reproducir mediante la plantación estival de esquejes, ya sea en un propagador o en macetas; estos esquejes, echan raíces sin grandes dificultades.

Te recomendamos leer: Divide la Penstemon o Lengua Ursina de la mata existente en otoño

¿Qué opinas sobre los cuidados de la Genista? ¿Sabías que también se llama Retama o Aulaga? Deja tu comentario recuerda que en la web de Garden Center Ejea podrás encontrar todo lo que estás buscando para tus plantas y jardín, entre otras cosas.

3 COMENTARIOS

Dejar una respuesta