Grevillea rosmarinifolia también conocida como Grevillea arbustiva o Grevillea de hojas romero. Pertenece a la familia Proteaceae y está conformada por más de 300 especies de árboles y arbustos. Siendo originario de Nueva Guinea, Australia y Nueva Caledonia.

Grevillea rosmarinifolia planta

Quizás también te puede interesar: Características y cuidados del Lotus berthelotii

Características del Grevillea rosmarinifolia

Arbusto de porte redondeado que suele alcanzar los 2 a 3 metros de altura. Las hojas son lineares, alternas, de color verde oscuro y son similares a las del romero. Las flores son rojas, surgen en racimos y florecen en la primavera y el verano, pero pueden hacerlo todo el  año (además de atraer una cantidad considerable de pájaros e insectos). Los frutos son vainas que contienen en su interior dos semillas.

Cuidados del Grevillea rosmarinifolia

Grevillea rosmarinifolia

Se usan para formar macizos arbustivos, para macetas en patios o terrazas, o bien, como ejemplares aislados.

Es una especie que precisa de una exposición a pleno sol o sombra ligera con temperaturas cálidas. Pero no resiste el frío ni mucho menos las heladas.

El suelo deberá ser ácido y estar bien drenado con materia orgánica como mantillo de hojas descompuestas o turba.

El riego deberá ser de forma regular esperando a que seque bien la tierra. Pero resiste la sequía.

El abono es con humus o compost en el otoño.

No es una especie que deba podarse, pero tras la floración pueden eliminarse las ramas que están un tanto dañadas.

Es una planta que resiste a las plagas y las enfermedades.

Se puede multiplicar por medio de semillas y esquejes.

  • Por medio de semillas: sembrar en el otoño o la primavera. Antes de sembrar, es necesario escarificar. Para ello, sumerge las semillas en agua caliente y deja 24 horas. El tiesto de las semillas se cubrirá con una lámina de plástico trasparente para asegurar una temperatura constante y evitar que el suelo se reseque.
  • Por medio de esquejes: deberá tomarse brotes laterales de unos 10 cm de largo junto con una porción de la parte leñosa. Después eliminar aquellas hojas bajas y mojar la parte cortada con hormonas de enraizamiento. Colocar las estacas en macetas con un sustrato no calcáreo y arena gruesa y, compactar con suavidad. Cubrir la maceta con hoja de plástico y ubicar en una zona algo sombreada a una temperatura de 21˚C. Cada día, quitar el plástico para controlar la humedad y la condensación. Una vez con los primeros brotes, significa que el esqueje ha enraizado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí