Guía-crear-jardín

Guía decorativa para crear un jardín desde cero


Tener un jardín no es poner las plantas en el suelo y regarlas todos los días. No cualquier planta crece en todos lados. Seria terrible poner a pleno sol una planta que necesita sombra o regar en demasía una planta que es de clima seco.

Por ello, hay que hacer un plano de nuestro terreno donde queremos emplazar un espacio vivo. Pero con la ayuda de esta guía decorativa podremos crear un jardín desde cero fácilmente.

Hay recordar que el tener un espacio verde requiere atención. Además, el cuidado de un jardín no debe ser visto como una actividad molesta que solo nos quita tiempo. Cuidar un jardín relaja, destensa y ayuda a vivir mejor tanto física como mentalmente.

Definir el objetivo del jardín, según la función

El carácter de un jardín por una disposición determinada, depende siempre de la función que se le atribuye. Su naturaleza es triple: económica, microclimática y humana. En la práctica estos papeles se combinan y complementan en cada caso de manera individual. También ocurre a veces que el uno condiciona al otro.

Función económica . Se traduce casi siempre en realidad en el cultivo de frutas y hortalizas. El rasgo dominante de los terrenos disponibles a tal efecto, se centra en la explotación lo más intensiva posible de éstos. Solo se podrá alcanzar este objetivo si se alinean los cultivos según unos principios definidos.

Uno de ellos se refiere al justo reparto de la luz, pues cuanto más expuestos a la luz se hallen los cultivos, mejor será su rendimiento y mayor su calidad. La primer condición para beneficiarse al máximo del sol, no solo consiste en alinear de manera acertada todas nuestras plantas, sino definir su número y tamaño adecuado que han de tener de acuerdo a nuestro terreno disponible.

Hortaliza huerto

Las posibilidades de explotación intensiva dependen en gran parte de la calidad del suelo disponible, el clima, el riego y de más condiciones naturales inherentes. Para conseguir un rendimiento elevado en un huerto, es preciso alternar los cultivos, siendo necesario planificar la rotación sistemática desde un principio.

Esta alternancia de cultivos (de corta y larga duración por ejemplo) presenta otras ventajas para el jardín. La ordenación de grandes parcelas de terreno contiguas para los cultivos de corta duración, crear un área delimitada de plantas bajas, que permiten que el aire y el sol penetren fácilmente al interior del jardín. Como consecuencia, el clima en general mejora y toda una serie de enfermedades y parásitos resisten cada vez menos en esta zona ventilada y soleada.

Función microclimática. Significa que el jardín que rodea una casa ejerce una gran influencia en el microclima y la higiene de las habitaciones. El verdor contribuye a refrescar el ambiente, desempeña un papel en el equilibrio higrométrico (aumento de la humedad del aire, formación de rocío) y participa de manera muy favorable en el ciclo de agua de la naturaleza.

aireacion

Teniendo en cuenta las condiciones de ordenación de nuestros jardines, actualmente el césped es extremadamente importante pues absorbe muchísimo mejor las precipitaciones que un suelo árido. Las plantaciones del jardín modifican también la circulación de aire. El aire que circula entre los árboles, logra menos polvo que en otra parte debido a que las hojas operan como un filtro.

Así también los matorrales además de cumplir similar función que los árboles también son una barrera contra los ruidos. En cuanto a la higiene, su papel en el ciclo del oxígeno es una de las funciones capitales de la flora. Cuanto más armonioso y equilibrado ese el jardín, más positiva se hace la influencia que ejerce sobre la psicología del ser humano y por consiguiente sobre su salud física.

Función humana. Reside básicamente en la función de esparcimiento y su efecto estético global. El uso que se le da depende en gran medida del grado de intimidad de este espacio. No se puede hablar de descanso sin muebles de jardín adecuados.

Cualquiera sea la variedad, las mesas, sillas y bancos deben cumplir su función. Es decir, estar adaptados a las condiciones del aire libre. Los columpios y de más aparatos de deporte son siempre bien recibidos por los niños. La utilización de un alumbrado eléctrico adecuado, completará agradablemente el jardín , las farolas no solo permitirán disfrutar del jardín a todas horas, sino que también valorizarán los sitios más hermosos.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, podemos empezar a pensar en qué tipo de jardín podemos elaborar de acuerdo a nuestras necesidades y disponibilidad de terreno.

Factores para diseñar un jardín

La salud y vivacidad de un jardín y sus plantas pueden depender de varios factores, además de las cantidades exactas de agua y sol. Todo jardinero tiene sus trucos y nosotros hemos reunido algunos de los mejores para ayudar a mantener su jardín impecable.

Conocer cada centímetro de la tierra. Un buen jardinero tiene que saber el potencial del jardín, o sea, tiene que saber muy bien cada centímetro de suelo y cuáles son las áreas más soleadas, así como aquellas que reciben más sombra y viento. En adición, se debe testear la tierra para determinar los niveles de pH. Con todo ello, se podrá elegir las mejores especies para el jardín y plantarlas en los lugares apropiados.

Calidad, en vez de cantidad. La belleza de las plantas y flores puede llevarnos a comprar más de lo que necesitamos en términos de plantación. Es importante saber cuánto espacio hay disponible para poder comprar de acuerdo con esos metros cuadrados y no correr el riesgo de plantar en exceso. Muchas plantas juntas no es sinónimo de un jardín saludable.

La mejor elección. Hablando de adquisición de plantas y flores para el jardín, las especies bajas y anchas son más estables y resistentes que las más altas y delgadas. Si se adquieren plantas en macetas u otros recipientes, observar que el fondo sea adecuado para asegurar que las raíces no estén torcidas y/o compactas, que no contengan insectos o cualquier enfermedad. Asimismo, evitar la compra de flores que ya están florecidas, porque ellas tienen menor resistencia a la plantación que aquellas que aun no florecen.

Presupuestos grandes y pequeños. Además de todo el trabajo que un jardín implica, también esta el trabajo de presupuestar los gastos que realizaremos en él, ya que no es propiamente un gusto barato de mantener. Entre la compra de semillas, flores, plantas, fertilizantes, pesticidas, herbicidas, utensilios y el agua necesaria para los riegos, todo esto va acumulando costos.

Pero el tener un presupuesto ajustado, lleva a considerar varias opciones de ahorro, sin perjudicar la belleza del jardín. El comprar fuera de época y en línea, donde además de encontrar especies de todo el mundo, se beneficia con buenos descuentos. Solo habría que estar atentos a las promociones en viveros y tiendas especializadas, intercambiar injertos/estacas con los vecinos y amigo y, aprender a ahorrar agua, etcétera.

Flor-estrés-calor

Hacerse de luz. No todos tenemos la suerte de tener un jardín completamente volcado al sur y con una exposición solar optimizada. Sin embargo, se puede potenciar la luz directa con este simple truco. Podar plantas o árboles para dejar pasar los rayos de sol en las áreas que más se necesitan.

Agua, vital líquido. El agua es un bien esencial que debe ser preservado y utilizado inteligentemente en el jardín. A la hora de sembrar, agrupa aquellas plantas que necesitan más cantidad de agua, colocándolas lo más próximas posible. Evitar regar el jardín al medio día, especialmente cuando las temperaturas están más elevadas, porque las plantas absorben mejor cuando son regadas por la mañana temprano o a la noche.

Un equipo vencedor. Existen decenas de combinaciones entre plantas y flores que resultan excelentes para tener un jardín más desarrollado, saludable y bonito.

El poder del mulching. Esta técnica es muy utilizada en los jardines. Tan solo es aplicar una capa protectora de material orgánico sobre el suelo con la intención de preservar la humedad de la tierra, prevenir el crecimiento de hierbas dañinas y asegurar la vitalidad de los nutrientes del suelo. Los compuestos orgánicos más utilizados incluyen raspas de madera, hojas, césped cortado, paja y hasta papel de periódico triturado.

Herramientas de jardín impecables. Solo porque el material para el cuidado del jardín está en contacto con la tierra, no significa que estos no deban ser lavados. El lavado de las herramientas no puede faltar para evitar la transmisión de enfermedades, pestes o insectos entre las plantas. Solamente se necesita lavarlos con agua y un poco de jabón para evitar estas situaciones y además de esta forma se prolonga la vida útil de los utensilios, evitando la formación de herrumbre.

Enjardinado en macetas. Por falta de espacio o simplemente por su practicidad, el enjardinado en macetas es una gran tendencia. Sin embargo, no se debe utilizar la tierra del jardín para llenar las macetas, ya que se vuelve demasiado compacta y dura, lo que puede resultar en la muerte de la planta. Existe tierra específica para macetas que no contiene mucha tierra, pero si una mezcla de perlita o vermiculita para asegurar una buena circulación de aire y drenaje del suelo.

Consejos prácticos para crear un espacio vivo

Todos soñamos con tener un jardín hermoso, un lugar de esparcimiento que conjugue todas las formas y colores de una manera armoniosa y sea un verdadero deleite para los sentidos. Los amantes de la naturaleza valoramos los ambientes verdes por su poder energizante y renovador.

De hecho, nuestro organismo necesita como parte de su motor vital el contacto habitual con los ambientes naturales. Así que a continuación detallamos ciertos consejos prácticos e importantes para la creación de espacios verdes de deleite personal y familiar.

  • Planificar el jardín, armar un proyecto que conjugue la armonía y la belleza dentro de las posibilidades de tiempo y trabajo que se le pueda dedicar.
  • Intentar implementar un sello propio, una marca de distinción que lo diferencie del resto. Pero nunca olvidar si se observan buenas ideas en otros jardines con la posibilidad de adaptarlas, siempre y cuando no se descuide la estética.
  • Un jardín con líneas rectas a no ser que se disponga de un gran espacio, no es por lo general lo más recomendable. De hecho, las líneas onduladas suelen hacer que espacios pequeños parezcan mucho más amplios de que realmente son.
  • El jardín tiene que ser cómodo, ya sea para su uso, cuidado y manutención del mismo.
  • Colocar césped en el jardín es sin lugar a duda lo que más trabajo dará, pero teniendo un terreno bien nivelado, con un buen drenaje y una buena semilla o tepes de calidad, se podrá ahorrar mucho trabajo en un futuro.
  • Ubicar plantas en macetas colgantes no ocuparán lugar en el suelo y le dan un aire colorido. Eso si, habría que tener cuidado de no sobrecargar el espacio, todo lo que se coloque debe mantener una armonía con el espacio.
  • Si tienen pequeños barrancos en el jardín, se puede construir muros o balcones de piedra. Estos embellecen mucho y además son la solución ideal para cambiar la morfología del suelo.
  • Construir senderos amplios mínimo de 1.5 m va a permitir caminar con total libertad. Además, se pueden adornar con luces de bajo voltaje que son baratas y fáciles de instalar.
  • Si se tiene la posibilidad de colocar un pequeño estanque con peces o un fuente artificial, se creará un clima especial.
  • En caso de colocar bancos, habría que optar por los de madera, o bien, de hormigón o piedra. La madera genera una combinación de colores muy hermoso aunque otros materiales también pueden producir efectos benéficos.
  • Si tienen niños en su casa, un arenero de madera vendría de maravilla e integraría a los más pequeños en ese bello espacio que recreación y además se mantendrán entretenidos por un buen rato.

Los jardines crecen y cambian, al igual que el diseño. Es un hecho de la jardinería que a veces se necesitan reubicar las cosas. 

Cómo crear un jardín energéticamente armonioso

La decoración de jardines buscando la perfecta armonía energética es una tendencia que tiene sus raíces en el siglo XIII y evoca la creación de lugares agradables y armoniosos. Los jardines energéticos se caracterizan por ser secos y su potencialidad para implementarse dentro de casa como al exterior.

Así que a continuación veremos cuál es la manera correcta de crearlo y desarrollarlo respetando sus características esenciales.

  • Es de vital importancia que un jardín de estas características se encuentre en una locación tranquila donde los ruidos de la urbanidad no perturben demasiado.
  • La forma dependerá de las prestaciones del lugar aunque se buscan preferentemente las formas redondeadas, ya que según los especialistas en la temática logran concentrar en mayor medida las energías.
  • Las plantas que se implementan deberán estar cuidadosamente seleccionadas y orientadas por flores de mayor colorido y fragancia.
  • Un lugar apto para la circulación de sus visitantes, preferentemente creando senderos espaciosos con tendencias curvas.
  • El sendero deberá culminar en una plaza dentro del jardín, el cual se dispone a la meditación. Su suelo debe de estar preferentemente cubierto de arena gruesa o diminutas piedras que puedan peinarse con un rastrillo dando la forma de pequeños surcos.
  • La plaza central del jardín energético puede estar decorado con un obelisco de piedra, los cuales son considerados vórtices energéticos, los antiguos y algunos grupos religiosos milenarios los mantienen hasta nuestros días.
  • Es importante que en la medida de las posibilidades se implementen pequeñas fuentes que aporten un sonido relajante del agua potenciando el contacto de los sentidos con la naturaleza.
  • Evitar el contacto con efectos contaminantes como el ruido y el bullicio de los vecinos, controlar la cantidad de luz que ingresa al jardín y de preferencia optar por arbustos y árboles que pueda podar con formas redondeas controlando el flujo de energía y manteniéndolo dentro de una ambiente donde la naturaleza recarga sus baterías.

Así que con esta guía decorativa para crear un jardín desde cero es posible concretar el proyecto. Y aunque recetas mágicas no existen, con trabajo, dedicación y paciencia seremos capaces de lograr resultados maravillosos. De igual forma, convendría echar un vistazo a los tipos de jardines que hay y sus características para saber hacia qué punto nos dirigirnos.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados