Este grupo atractivo de plantas bulbosas pequeñas es muy fácil de cultivar y se encuentra asociado con un bulbo enano denominado Zephyranthes. Los Habranthus incluyen especies originarias de Sudamérica, que florecen en verano. Estas exhiben hojas muy similares a las hierbas y flores que guardan un gran parecido con el azafrán.

habranthus

Quizás también te pueda interesar: La Dizygotheca es una planta de follaje extremadamente elegante

Cuidados del Habranthus en primavera y verano

Planta los Habranthus en primavera, haciendo uso de un compost con buen drenaje. Los bulbos deben plantarse en varias macetas de 3 cm de diámetro, o bien, en maceteros, y espaciados cada 5 u 8 cm.

Plántalos de manera que queden cubiertos por 5 cm del compost. Un buen drenaje es primordial, de modo que tendrás que comprobar que los orificios del fondo del recipiente no se encuentran bloqueados, y posteriormente, colocar una capa de trozos de tiesto en la base.

Riega los bulbos plantados y coloca un recipiente en un sitio cálido y soleado. Cuando el crecimiento sea evidente, incrementa la cantidad de agua y, a su vez, agrega un fertilizante líquido débil, es decir, la mitad de la dosis recomendada cada tres semanas hasta que la floración haya finalizado.

Cuidados del Habranthus en otoño e invierno

Durante el otoño, mantén el compost seco y cuando las hojas hayan muerto, retira los bulbos y guárdalos en un cobertizo durante el invierno libre de heladas hasta que comience la primavera. Alternativamente, en las regiones cálidas, los bulbos pueden quedar en su recipiente y fuera del hogar, pero el compost debe cubrirse con un plástico transparente para mantenerlo seco. Protege la maceta con un trozo de arpillera.

Propagación del Habranthus

La forma más fácil de multiplicar el Habranthus es retirando los vástagos de los bulbos, ya sea en otoño, cuando son desplantados, o bien, en primavera, cuando se los planta. Planta los vástagos de la misma manera que los bulbos grandes.

Si son pequeños, quizás no florezcan durante el primer año, pero, más adelante, podrán exhibir un gran colorido. Las semillas del Rain Lilies germinan fácilmente y muchas plantas podrán tener una masa de plántulas auto sembradas alrededor de ellas.

Siembra las semillas en primavera de manera regular o en macetas con compost adecuado y cúbrelas con arena fina. Colócalas en un propagador o en una bolsa plástica en el alféizar de una ventana y en dos semanas podrán surgir las primeras plántulas.

Te recomendamos leer: Cattleya aurantiaca, de una floración hermosa para cultivar en macetas

Déjalas en sus macetas durante una estación en un sitio fresco y protegido y trasplántalas en la siguiente primavera en macetas de aproximadamente 8 cm de diámetro. Colócalas en un lugar protegido hasta que se establezcan.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta