Nunca está demás agregar un poco de verde a ese espacio en el interior del hogar, por lo que un hermoso terrario nada complicado lucirá espectacular. Los terrarios son un refuerzo de oxígeno e incluso crearlos es realmente sencillo. Pueden ser de distintas formas y tamaños, siendo las suculentas y los cactus las plantas más idóneas, ya que resisten el clima.
Hacer terrarios

Terrario paso a paso

Tan solo es necesario seguir estos pasos para poder realizar un espectacular terrario lleno de vida

  1. Tener el material a la mano para que en unos cuantos minutos se obtenga un terrario que va a dar ese toque perfecto al hogar. Solo es necesario un recipiente de vidrio de la forma y tamaño que se desee, una pala de jardinería, piedras pequeñas o grava, tierra de siembra, carbón activado y las plantas para terrario.
  1. Es primordial que el recipiente se encuentre limpio y seco. Después se debe colocar una capa de 2 a 3 cm de piedras pequeñas. No se puede omitir este paso, ya que las piedras van a promover el buen drenaje para evitar que las raíces de las plantas se pudran.
  1. Después de cubrir la superficie de piedras, colocar 1 cm por lo menos de carbón activado o vegetal. Todo ello con el propósito de limpiar y, sobre todo, purificar el agua que se deposita en la parte superior que se va filtrando de las capas de arriba, evitando así malos olores.

Terrario

  1. Ahora incorporar una capa de tierra para la siembra. Es ahí donde se va a poner la planta, por eso es importante considerar la cantidad de tierra y, esto será, dependiendo el tamaño de la planta. Por lo regular son unos 5 cm de tierra. Si se va a colocar un cactus o una suculenta, se emplea una mezcla de sustrato que contenga arena.
  1. Por último acomodar la plantita al gusto, pero sin rellenar demasiado el espacio. Incluso se puede incluir algunos adornos o piedras de formas espectaculares. Una vez que se termine de hacer el terrario, es preciso regar las plantas con un poco de agua para que se esparza de forma natural. Ahora solo resta ponerlo en un buen lugar donde tenga luz natural, pero sin que ésta sea directa.

Tan solo unos  minutos y unas cuantas plantas a tu elección para poder imitar un ambiente natural con el fin de crear un pequeño jardín o bosquecito para verlo crecer día a día. ¿Te animas?

Imágenes cortesía de: papelidades, ecodemobiliario,

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta