Hamamelis mollis también conocido como Nogal de las brujas, Avellano de bruja o Avellano mágico. Es del género Hamamelis, de 5 a 6 especies de arbustos de hoja caduca. Es originario del Este de Asia y de Norteamérica.

Hamamelis mollis

Quizás también te puede interesar: Barleria obtusa, arbusto utilizado para fines ornamentales

Características del Hamamelis mollis

Arbusto caduco que posee un porte ramificado, el cual llega a medir 3 m de alto.

Sus hojas son ovaladas, aterciopeladas, de color verde hasta que llega al otoño (suele cambiar el tono por colores amarillentos).

Las flores son amarillas y perfumadas. Están formadas por largos, estrechos y quebradizos pétalos (redondos y cortos) en cuyo centro disponen de pequeñas partes reproductivas. Florece en el invierno.

Cuidados del Hamamelis mollis

Hamamelis mollis arbusto

Es una especie que se usa para la decoración de interiores, así como flor cortada cuando las yemas florales dan indicios de apertura. Además es ideal para zonas boscosas o de carácter silvestre del jardín.

Lo ideal para que se desarrolle adecuadamente es que este protegido por las copas no muy densas de árboles cercanos, o bien, que le de sombra en las horas centrales.

Pero si se ubica al sol, habría que mantenerlo con bastante humedad ambiental o en semisombra.

Es un arbusto que no es capaz de resistir la sequía, se desarrolla mejor en ambientes frescos.

En cuanto al suelo, precisa aquellos que sean ácidos. Al igual puede cultivarse en tierras calizas pero no siempre el resultado es lo mejor.

Asimismo, necesita de mucha materia orgánica, con un buen drenaje, fresco, capaz de retener mucha humedad y libre de cal.

El riego debe ser orgánico en el otoño o el invierno.

La poda no es necesaria, a menos que cuando acabe de florecer se pueden retirar las ramas secas o dañadas.

Es una planta que es resistente a la presencia de plagas y enfermedades.

Se puede propagar por medio de semillas, las cuales deberán plantarse a la intemperie a finales del verano o inicios del otoño.

Por esquejes de tallo que puede arraigar en el verano.

También por esquejes de leñosos a principios de otoño.

O por acodo, cuyas plantas por lo regular proceden de lugares especializados.

Gracias a su forma, color y aroma, este arbusto puede dar ese toque que falta en el espacio verde o el jardín. Así que para la siguiente adquisición, no dudes es considerarlo que bien vale la pena ¿Te gusta?¿Lo habías visto?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí