Hedera, también denominada Hiedra, pertenece a la familia Araliaceae y se encuentra dentro de las plantas de interior más gratificantes. Es una trepadora resistente de color verde de muy rápido desarrollo. Con muy pocos cuidados, tu Hedera podrá vivir mucho tiempo.

Hiedra trepadora

Quizás también te puede interesar: Fatshedera: una planta resistente ideal para el interior

Características de la Hedera

Las escasas especies que forman el grupo de las Hederas han desarrollado un sinfín de variedades, con hojas que varían en forma y tamaño. Desde diamante pequeños a estrellas grandes y puntiagudas, que van desde el color verde hasta el dorado y plateado, crema, gris, amarillo, etcétera.

La mayoría de las variedades fueron obtenidas de la Hiedra helix, mejor conocida como Hiedra común, una planta trepadora vigorosa que, en el exterior, puede llegar a alcanzar con facilidad de 15-30 m de altura. Sus hojas satinadas de color verde cuentan con la forma clásica de las hiedras, con 3-5 lóbulos puntiagudos. Las hiedras son trepadoras rápidas y sus raíces se aferran rápidamente a cualquier superficie apta, abriendo camino velozmente en paredes y muros.

En el interior de la casa, puedes entrenar a la Hiedra para que se aferre a un enrejado, incluso, puedes alentarla para que cuelgue por encima del borde de un macetero o cesta colgante. Como alternativa, puedes intentar con 3 o 4 variedades que cuelguen de una cesta sola para obtener un efecto realmente decorativo. Si quieres tener una planta compacta, pincela regularmente los brotes. Proporciónales una atmósfera fresca, aireada y luminosa, no demasiado calurosa ni tampoco demasiado seca.

Cuidados de la Hedera en primavera y verano

Hedera

Cambia tu Hiedra de recipiente cada dos o tres años, en macetas de 10-15 cm. En los años en los que no puedas cambiarla de recipiente, abona la Hiedra en superficie retirando aproximadamente 2,5-5 cm de la capa de compost y sustitúyelo por otro nuevo. A comienzos de primavera será el momento de podar la Hiedra; si la planta está muy desordenada o ha crecido mucho, puedes cortarla hasta la mitad. La Hedera es una planta fuerte capaz de soportar cierto descuido de tu parte y diversas temperaturas, pero no puedes esperar que sean felices con estas desventajas.

Lo que realmente le desagrada a la Hiedra es el aire seco y caliente, pues su temperatura de verano ideal va desde los 15-18 °C. Una temperatura más alta puede provocar problemas, por lo que tendrás que asegurarle humedad extra. Durante el verano y la primavera, rocía la planta dos veces por semana y riega de manera moderada, es decir, solo la cantidad adecuada de agua para mantener el compost húmedo. Abónala con un fertilizante líquido débil cada dos o tres semanas durante la época de crecimiento, empleando siempre la mitad de la dosis recomendada en la etiqueta.

Cuidados de la Hedera en otoño e invierno

Las necesidades invernales de la Hedera varían solamente respecto a la época de crecimiento. Como planta de interior, la Hiedra puede soportar temperaturas bajas y sobrevivir a 7 °C, incluso menos. Sin embargo, lo mejor es mantener la Hiedra a una temperatura de 10 °C y asegurarle un lugar bien iluminado, dado que el exceso de sombra puede afectar el color de sus hojas y su desarrollo.

Propagación de la Hedera

Hiedra

La Hedera o Hiedra es muy fácil de propagar, ya sea a través de acodo o esquejes. En verano, toma extremos de brotes de aproximadamente 10 cm de largo, cortándolos justo por encima de la hojas. Coloca 3 o 4 en una maceta de 10 cm con compost mezclado con una cantidad similar de arena fina.

Mantén el compost húmedo y caliente entre 15-18 °C en una bolsa de plástico o propagador, y asegúrale una buena luz indirecta. Las raíces de las Hiedras demorarán dos semanas y, cuando lo hagan, tendrás que descubrir las plantas y regarlas una vez al mes con el fertilizante líquido débil. Cuando las raíces empiezan a aparecer a través de los orificios de drenaje, tendrás que plantarlas individualmente en macetas. Los esquejes desarrollan raíces rápidamente si los mantienes en un vaso con agua a temperatura ambiente y luz indirecta.

Te recomendamos leer: Dipladenia, una trepadora con flores exóticas

¿Qué te ha parecido esta información sobre la Hedera? Deja tu comentario y ayúdanos a difundir el post en las redes sociales.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta