El Helxine es lo que se podría llamar una buena planta de cobertura. Es originaria de las islas Córcega y Cerdeña y soporta muy bien los climas muy fríos. El Helxine solierolii es una planta trepadora con una marca de hojas pequeñas y lustrosas que crecen sobre tallos delgados. Crece rápidamente, formando matas de follaje densas y, si la miras con atención, podrás ver las pequeñas florecillas verdosas que crecen en sus axilas. Es excelente para cubrir el suelo, si la colocas en un recipiente plano y ancho.

helxine

Quizás también te pueda interesar: Allamanda, una magnífica y exótica planta trepadora

Cuidados del Helxine en primavera y verano

El Helxine es muy fácil de cuidar, pero lo más importante es que debes mantener el compost siempre húmedo durante todo el año, lo que significa que el riego debe ser periódico. Además, cabe destacar que la saturación de agua parece no afectarle, hasta tal punto que el compost puede estar totalmente empapado sin que la afecte. Soporta tanto la sombra como el sol directo.

Cuidados del Helxine en otoño e invierno

Los cambios de temperatura no provocarán grandes problemas a esta planta, pero el riego debe ser adaptado correctamente. El frío extremo, especialmente la helada, podría generar que las raíces se congelen si el compost se encuentra muy saturado.

Propagación del Helxine

La propagación del Helxine es muy simple. Para ello, deberás dividir una planta en varias más pequeñas y plantarlas de manera individual en compost con base de turba o tierra negra. Esto es mejor realizarlo en primavera, aunque puedes hacerlo en cualquier época del año; lo que siempre debe tenerse en cuenta es que, si no las tratas con cuidado, las raíces podrían quebrarse, o bien, resultar dañadas.

Continúa regando regularmente la planta para que el compost esté siempre húmedo, ya sea durante o después de la división. Puede que las nuevas plantas poseen un aspecto algo irregular al principio, pero pronto se restablecerán.

Ten en cuenta que, con esta planta, los problemas prácticamente no existen y la única causa posible de dificultades es que la dejes secar totalmente. Por otra parte, a la hora de comprar un Helxine, tendrás que asegurarte de que ninguna hierba sobresalga entre sus pequeñas hojas, pues de lo contrario será muy difícil quitar las malas hierbas del denso follaje.

Te recomendamos leer: Passiflora, una planta trepadora que crea un bello espectáculo en verano

¿Qué te ha parecido esta información sobre el Helxine? Deja tu comentario y ayúdanos a difundir el post en las redes sociales.

Imagen cortesía de Bormioli Rocco Casa

Compartir

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta