Hormigas en el jardín, la cocina, la sala… ¿que hacer?

Las hormigas son la plaga que más incomoda al hombre, seguidas por cucarachas y las pulgas.

Los problemas traídos por las hormigas pueden variar de la simple incomodidad a las picadas, hasta mismo infecciones graves. Las hormigas pueden transportar bacterias en su cuerpo y es así que pueden infectar cualquier ambiente en donde se encuentren.

Control

El control de estos insectos puede ser químico o natural, Cebos hormiguicidas de acción lenta son los más eficientes, sin embargo no todos funcionan con todas las especies. Los insecticidas convencionales tampoco son la mejor forma de combatirlas, porque matar estos insectos con insecticida dentro de casa, solo estaría matando el 30% de la colonia, el otro 70% seguirá a salvo en el hormiguero.

154

Los cebos atractivos microgranulados, esparcidos en pequeñas porciones en los armarios, lugares de pasada de las hormigas. Estos cebos atraen a las hormigas que lo terminan llevando directo al nido para repartirlo con su colonia, el producto en condiciones de humedad reacciona y elimina la colonia desde dentro. La cantidad de veneno a colocar es pequeño y no perjudica al ser humano.

Sería bueno que el control químico fuese la ultima opción, podemos evitar la proliferación de estas plagas higienizando los ambientes, disminuyendo la oferta de alimentos, mantenerlos bien acondicionados y embalados, dispensar diariamente la basura, y vedar marcos de azulejos para evitar que allí se escondan para hacer su mini colonia dentro de casa.

Los aparatos de ultrasonido alteran el campo magnético y hacen con que las hormigas pierdan la referencia de localización. Cubre un radio de hasta 200 m2 independiente de si existen barreras físicas dentro de ese rango o no.

Remover los nidos visibles, es una alternativa que exige persistencia, se le coloca una solución mitad agua, mitad hipoclorito de sodio, o apenas agua hirviendo dentro del nido.
La aplicación debe ser realizada por la tarde para que el hipoclorito de sodio no queme el césped.

Para eliminar las hormigas residenciales es preciso identificar los nidos en potencia, como en agujeros de azulejos. Con una jeringa puede aplicarse una mezcla mitad y mitad de agua y detergente, posteriormente cerrar los agujeros con parafina, cemento o jabón. Si las hormigas vuelven, significa que el nido de la reina no ha sido eliminado. Repita las aplicaciones hasta alcanzar el nido principal.
También hay ciertas plagas que son atrayentes para estos insectos, por ejemplo los pulgones segregan una melaza que atrae a las hormigas, por lo que primero debemos combatir el pulgón.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí