Hovenia dulcis también conocido como Árbol de las pasas. Pertenece a la familia de las Ramnáceas y es originario del este de Asia, China y Japón.

Te invito a leer: Conozcamos la Heuchera sanguínea, de pequeño porte y gran colorido

El nombre científico hace referencia al político holandés David T. Hoven, quién en el siglo XVIII ayudó a financiar las expediciones del botánico Thumberg.

Características del Hovenia dulcis

Árbol exótico caducifolio que puede llegar a medir hasta los 18 m de altura.

Las hojas son simples, alternas, acorazonadas, de borde serrado, grandes, de color verde pero cuando llega el otoño se tornan en color amarillo brillante.

Las flores son pequeñas, ligeramente olorosas, de color amarillo, que nacen en ramilletes al final del pedúnculo. Florece en la primavera y el verano.

El fruto es subgloboso, de color marrón, carnoso y comestible. El sabor es similar al de las uvas pasas (de ahí el nombre de este ejemplar).

Cuidados del Hovenia dulcis

Es un árbol que se cultiva como ornamental. Siendo un ejemplar muy longevo que puede llegar a vivir hasta los 200 años de edad.

Precisa de estar a pleno sol para que pueda desarrollarse de manera eficaz.

En cuanto al suelo, requiere aquellos que estén fértiles y bien drenados.

El riego deberá ser moderado, sin encharcar.

No tolera la poda, así que solo habría que quitar la madera dañada.

La madera joven es propensa a enfermar de coral.

Se propaga por medio de semillas frescas en el otoño, o bien, por esquejes en el verano.

Datos

  • La floración es capaz de cubrir todo el árbol, pero solo dura unos cuantos días.
  • No admite la cercanía al mar.
  • En China y Japón se cultiva por sus frutos. Mientras que en otros países de Asia se emplea como sustituto de la miel y para la preparación de postres.
  • Dentro de sus propiedades medicinales está como laxante, antiespasmódica y febrífuga.
  • Sus flores se usan como terapia floral. La madera la ser dura y de grano fino, se emplea en la fabricación de muebles.

Imágenes contesta de: Bob GutowskiEran Finkle

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta