La Howea fosteriana es una palmera oriunda de unas islas llamada Lord Howe, en el pacífico sur que cultivada en el interior puede llegar a alcanzar hasta los 2,5 m de alto. Cuenta con un tallo cilíndrico liso, y hojas verdes oscuras que pueden llegar a extenderse hasta 1,5 m de largo incluyendo el peciolo.

Howea fosteriana

Te recomendamos leer: Ideas para reutilizar una pecera o acuario

Cuidados de la Howea fosteriana

Se desarrolla muy bien en sustrato compuesto por una cuarta parte de turba y tres cuartas partes de tierra negra en recipientes profundos con un buen drenaje. En cuanto a la luminosidad, incrementa su crecimiento con luminosidad intensa, pero si protegida de la luz solar directa; también se adapta a lugares sombríos y oscuros. Prospera perfectamente entre los 16 y los 24 °C y es sensible a las temperaturas inferiores a los 10 °C. Tolera los ambientes cálidos

Se desarrolla con el uso de 3 g de fertilizante compuesto disuelto en el agua de riego, dos veces en la primavera. La Howea fosteriana encuentra las condiciones apropiadas en ambientes húmedos, recibiendo el rociado del follaje cada tres días y lluvia ocasional en verano.

Mantén el sustrato húmedo con dos riegos semanales en verano y un riego cada 12 días en el invierno con agua de lluvia.

Cultivo de la Howea fosteriana

Un ejemplar de Howea fosteriana equilibrado conserva las hojas adultas saludables y sin manchas; mientras que las jóvenes serán de color verde intenso y brillantes. Cultiva varias plantas en un recipiente profundo y mantén las hojas limpias a través del rociado del follaje, teniendo en cuenta que los abrillantadores la deterioran.

Las puntas secas deben recortarse mientras que las hojas dañadas deben podarse desde la base del tallo. El cambio de maceta tendrá que realizarse en primavera solo en las palmeras jóvenes, mientras que en las adultas se les renueva solamente el sustrato superficial.  Ten en cuenta que el riego moderado y espaciado en el invierno ayudará a prolongar la existencia de la Howea  fosteriana.

Problemas de la Howea  fosteriana

  • Si encuentras las puntas de las hojas secas, seguramente se deba a una atmósfera cálida y seca. La solución será rociar el follaje con frecuencia.
  • Si las hojas estuvieran negras con la base podrida, esto se debe al exceso de riego. Deja secar el sustrato.
  • Los insectos adheridos en el tallo y en las hojas se denominan cochinillas y para combatirlas deberás aplicar un insecticida sistémico.

¿Qué te ha parecido esta información sobre los cuidados del cultivo de la Howea fosteriana? Deja tus comentarios.

Imagen cortesía de The idealist, todos los derechos reservados

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta