Hypericum, también conocido como Hipericon o Hierba de San Juan, pertenece la familia guttigerae y comprende más de 400 especies distintas de plantas herbáceas, perennes o caducas, suffucticosas y arbustos, originarias de las regiones del clima medio del hemisferio norte. El Hypericum es una planta sumamente popular, ya que además de ser tapizante, puede ser invasiva por su floración abundante y de larga duración.

Hypericum 1

Quizás también te pueda interesar: Beneficios de la Flor de Saúco

Características del Hypericum

El Hypericum es rústico y su cultivo no presenta dificultades, siempre y cuando, se sitúe en terreno sano, que no quede anegado en invierno. También es importante, que se ubique en una situación soleada para las especies enanas y adecuadas para jardines rocosos; las formas mucho más arbustivas prefieren la semisombra. Esta planta presenta hojas opuestas, simples, perennes o caducas, verdes por el haz y glaucas en el revés.

Por otro lado, la floración del Hypericum es siempre de color amarillo y tiene lugar a lo largo de todo el verano. Las flores se pueden presentar solitarias reunidas en cimas terminales o axilares. Estas son grandes con cinco sépalos y cinco pétalos, y muchos están reunidos en grupos de tres o de cinco, o bien, individuales. Se usan mayormente para cubrir el suelo en taludes y en zonas difíciles de acceder, rocallas y, también, arriates herbáceos.

Cuidados culturales del Hypericum y propagación

Hypericum 2

El Hypericum es una planta rústica que se adapta a cualquier tipo de suelo, climatología y emplazamiento, aunque en zonas de inviernos muy duros, pueden tener una vida mucho más limitada. Para que genere una vegetación fuerte y abundante, es preciso efectuar una poda severa durante la primavera. Es aconsejable plantar la mayor parte de las especies de la Hierba de San Juan en primavera u otoño.

Por su parte, la propagación del Hipericon es sencilla a través de esquejes. Se distinguen dos maneras diversas de efectuar estos esquejes, según se trate de reproducir las especies de mayor desarrollo o las enanas. Para las especies enanas, los esquejes deben obtenerse de los brotes que surgen en la base de las plantas, los cuales tendrán una longitud de 5 cm, mientras que en las especies de mayor desarrollo, los brotes se sacan laterales no floríferos con una longitud de 10-12 cm.

Estos se plantan en un sustrato formado de partes iguales de arena y turba, en cama fría, y una vez que estén enraizados, deberás trasplantarlos a macetas individuales. La mejor época para efectuar los esquejes de plantas enanas es en invierno-primavera, y para las otras, solamente en verano.

Hypericum

Te recomendamos leer: Descubre los cuidados de la Platycerium

Ten en cuenta que el Hypericum puede ser atacado por un hongo, denominado roya, que le produce manchas rojizas en las hojas. No obstante, se ha demostrado que un producto cúprico que contenga zinc puede combatirlo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta