Hay muchas especies de iris diferentes y no todas crecen de la misma manera. Algunos tienen tubérculos y deben dividirse con regularidad. Otros son bulbos y casi nunca necesitan dividirse. 

En principio a nivel de jardinería la principal división es en forma de bulbos o en forma de rizomas. A partir de ese punto podemos seguir explorando.

En el grupo de los Iris se conocen de 260 a 300 especies que varían en formas, tamaños y colores que incluyen púrpura, lavanda, blanco, amarillo, naranja, rosa, azul y marrón. 

En general, el iris simboliza la elocuencia, pero el iris morado simboliza la sabiduría y los cumplidos, el iris amarillo simboliza la pasión, el iris azul simboliza la fe y la esperanza y el iris blanco simboliza la pureza.

¿Qué es un iris?

Podríamos definir como un grupo de plantas perennes, que crecen a partir de rizomas rastreros o bulbos, con tallos florales largos y erectos, simples o ramificados, macizos o huecos, con tallos aplanados o huecos.

Como puede ver en esta descripción, las plantas de iris pueden variar bastante.

El término iris es tanto el nombre del género como un nombre común utilizado para el iris y las plantas similares al iris.

Tipos de iris, aprende a identificarlos

No tiene mucho sentido hacer una clasificación taxonómica de los Iris, es complejo y no lleva a gran sitio, es mejor hacer una clasificación más popular basada en formas o requisitos culturales.

Así pues, podemos dividirlos en dos grandes grupos bulbos o rizomas, que a su vez se van dividiendo en otros más pequeños.

Este diagrama muestra de forma simplificada una clasificación de los bulbos de iris

Tipos de iris, clasificación iris

Iris más conocidos y usados

  • Iris barbudo: también conocido como iris barbudo alemán o iris germánico.
  • Iris sin barba: que incluye los lirios siberiano, japonés y de Luisiana, así como Iris pseudacorus.
  • Iris crestado: Iris cristata e Iris tectorum
  • Iris holandés: Iris hollandica o iris de bulbo
  • Iris Reticulata: de principios de primavera, también de bulbo

Iris barbudos, barbados o con barba.

La barba es una mancha difusa en la base de cada pétalo de la caída. Localice el pétalo de la caída y mírelo cerca del centro de la flor. La barba suele ser bastante distinta y puedes sentir el rasgo difuso parecido a un cabello. También llamados Iris germánica

Iris con cresta

Cresta de iris

Una cresta es un tejido elevado que se encuentra en el mismo lugar que una barba. Se ha descrito como una cresta o cresta de gallo. Puede ver y sentir la cresta más alta, cuando aparece esta muy clara.

Los lirios con crestas son menos populares en los jardines que los lirios con barba o los lirios sin barba ni cresta.

Tenemos entonces el iris barbudo con barba, el iris con cresta y el iris lampiño o sin pelo.

Identificación del iris por bulbo y rizoma

Diferenciar un bulbo y un rizoma es muy fácil, prácticamente a simple vista lo podemos ver, los rizomas se encuentran a nivel de suelo o incluso por encima.

Los bulbos se verán principalmente redondos o en forma de pera y tendrán un tamaño igual al de la punta del pulgar o más pequeño. Por lo general, están a 6-8 cm por debajo del suelo, pero pueden ser más superficiales que eso.

Bulbos de iris

Hay dos tipos comunes de iris que crecen a partir de bulbos y se distinguen fácilmente entre sí por la época en que florece.

Si su planta tiene un bulbo y florece a principios de la primavera junto con las gotas de nieve y antes de los tulipanes, es del tipo reticulata.

Si su planta tiene bulbo y florece a mediados del verano, será de tipo holandés.

Rizomas de iris

Es la forma más común de encontrar iris o lirios y, si tienes uno de estos, tendrás que observar más de cerca la flor para identificar su tipo. También es fácil solo tienes que prestar atención a la flor.

Hay un par de características únicas que se utilizan para identificar diferentes tipos de lirios con rizomas, entre las que se incluyen la “barba” y la “cresta”.

Un iris tiene dos tipos de pétalos llamados o bien son “caídos” o “erguidos”. Luego están las cataratas son los tres pétalos que se curvan hacia abajo, y que caen desde el centro de la flor. 

En muchos iris, los pétalos erguidos y los caídos son bastante distintos, pero en algunos, como el iris japonés o ensata, los erguidos son en su mayoría horizontales y comienzan a parecer caídos. En todos los casos, los erguidos son los tres pétalos superiores.

Iris ensata Fortuna
Petalos caídos y erguidos casi planos en los iris japonica

Identificación del iris por tiempo de floración

El tiempo de floración no es una forma muy precisa de identificar un tipo de iris, pero es útil para confirmar su identificación en algunos casos.

Un iris que florece a principios de la primavera florecerá junto con las campanillas de las nieves y la gloria de la nieve. Las flores aparecen cuando la nieve se derrite y antes que otros bulbos comunes de primavera como tulipanes y narcisos. Si su iris florece tan temprano, es del tipo reticulata.

A finales de la primavera o a principios de verano florecen los tulipanes y las peonías y es el momento en que florece el tipo iris barbudo. El iris barbudo muy corto florecerá antes que el iris barbudo de más altura.

Recientemente han salido hibridados rizomas de iris que reflorecen. Esto significa que pueden florecer en varias épocas del año, incluso a fines del otoño. Pero el final de la primavera es su principal época de floración.

Los iris tipo holandés suele florecer los primero en verano, seguido de varias especies diferentes de tipos imberbes. 

Cultivo de Iris

Los iris son generalmente plantas fáciles de cultivar en el jardín y la mayoría de ellas requieren muy poco trabajo de mantenimiento. Excepto por el barrenador del iris, las plagas no son una gran preocupación. Con una selección cuidadosa, puede hacer que el iris florezca desde principios de la primavera hasta mediados del verano. La principal ventaja de los iris es su capacidad de naturalización, solo una vez tendremos que plantar, ellos se encargan de crecer, multiplicarse y también extenderse por lo que es una planta excepcional para todo tipo de jardines.

Efectos en el jardín

Sus flores para floristería como flor cortada son muy apreciadas en floristería para confeccionar centros de mesa o todo tipo de composiciones, ramos, detalles de Ikebana, etc. Pero no solo en su flor radica su belleza. Su porte y rusticidad ofrecen ademas una enorme variedad de posibilidades y efectos paisajisticos para nuestro jardín.

Homogeneidad

Dispuestos junto a otras especies vivaces rústicas de porte similar, aportan homogeneidad a nuestras composiciones. Hay que tener en cuenta que existen muy pocas especies tan adaptables como los lirios.

Cromatidad

Forman interesantes masas cromáticas, agrupadas en conjunto. Al llegar la primavera supondrán toda una explosión de color que iluminara el jardin.

Tapizante

Son excelentes tapizares tanto en lugares soleados como pedregosos o en laderas escarpadas. También en jardines rocosos, rincones, o zonas de gravas.

Perfilante

Perfilan senderos y caminos Rústicos, separando visualmente con una linea de color la zona de jardín del material elegido para pavimentar el camino. De igual manera decoran orillas de huertos y campos de cultivo cercanos a la vivienda.

Relleno

Sirven de relleno en parterres clásicos, pues aunque su bella floración es temporal, las hojas nunca pierden su intenso color verde.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí