Idesia polycarpa  también conocido como Idesia, Árbol chino de la maravilla,  Árbol maravilla, Árbol igiri o Shantongzi. Pertenece a la familia Salicaceae. Es originario en Asia oriental (Japón, Corea, Taiwán y China). Es un árbol que atrae a varias especies de pájaros, esto quizás se deba a los frutos. Asimismo, se vale de insectos para polinizar las flores dotadas de unidades reproductivas dioicas.

Idesia polycarpa árbol

No dejes de leer: Conoce al Dais cotinifolia, un árbol cuyas flores logran enmarcar su belleza

Características del Idesia polycarpa

Árbol caducifolio que alcanza una altura de 7 a 20 m. De porte erguido con tronco recto y corteza suave, de color verdoso.

Las ramas crecen horizontales con tendencia ascendente. Las raíces no son muy profundas.

Las hojas son simples, con peciolo largo, el limbo en forma de corazón, nerviación marcada, de color verde y con borde dentado. La forma es oval a oblonga de ápice apuntado.

Las flores aparecen en panículas de 30 cm de longitud. De tamaño pequeño, fragantes, de color amarillo. Florece en el verano.

El fruto es baya redonda, de color verde que se convierte en naranja, rojo y escarlata oscuro. Es comestible y en su interior se alojan varias semillas color marrón.

Cuidados del Idesia polycarpa

Idesia polycarpa

Árbol que se usa para jardines, terrazas o entornos arbolados. Nunca en lugares cerrados.

Requiere de una exposición en semisombra. Y aunque puede soportar sol directo, éste debe evadirse en aquellas épocas cuando la exposición sea de alta intensidad.

Es una especie que no resiste temperaturas bajas. Por ello habría que colocarla si las temperaturas mínimas alcanzan -6˚C, ya que menor a ello no lo soportan.

En cuanto al suelo, prefiere aquellos con silicio o neutros, siempre y cuando este bien drenados.

El riego deberá ser con moderación, ya que un exceso puede resultar perjudicial para su desarrollo

La poda no es necesaria en este ejemplar.

Es un árbol que resiste a las plagas, pero habría que estar al pendiente si existe la presencia de alguno.

Es una especie que puede llegar a convertirse en maleza e invadir áreas de arbustos naturales, al propagarse ampliamente.

Así que si decides tener este bello ejemplar en tu espacio verde, convendría estar al tanto de sus cuidados para que siempre luzca sano y lleno de vida.

Pero si acaso ya cuentas con uno, no dudes en darnos unos cuantos consejos para que todo marche sobre ruedas.

Imágenes cortesía de: Kristine P.., Kristine Paulus

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta