Airear-césped

Importancia de airear el césped del jardín

Para lograr tener un césped esplendoroso, habría que emplear ciertas prácticas básicas de cuidado, como fertilizar, cortar y regar. Asimismo, es importante asegurarse de que los nutrientes puedan llegar al suelo.

Es por ello que airear el césped puede ser un elemento vital para tenerlo sano, ya que permite que el aire y el agua penetren en él. Así que es importante aprender a realizar una aireación adecuada.

Qué es la aireación del césped

La aireación implica perforar el suelo con pequeños agujeros para permitir que el aire, los nutrientes y el agua penetren en las raíces del césped. Los suelos compactos tienen muchas partículas sólidas en determinado volumen y espacio. Por tanto, el aireado del césped es el mejor método para mejorar el intercambio de aire y gases a la vez que asimila el agua y nutrientes.

Existen dos sistemas de aireado:

  • Pinchado sencillo. Se realizan orificios con pinchos o puntas
  • Sacabocados. Se extraen porciones del suelo con puntas huecas.

Herramientas para perforar el suelo

Los tipos de herramientas para perforar el suelo son aireador de púas y aireador de tapón. Con el aireador de púas, habrá que usar la herramienta para hacer agujeros en el suelo con una púa sólida o un tenedor.

Los aireadores de tapón eliminan un núcleo o tapón del césped y la tierra del césped. Para obtener mejores resultados, habría que usar una herramienta de aireación o una máquina que elimina los tapones de tierra. El hacer agujeros es menos eficaz y en realidad puede causar una compactación adicional en las áreas de alrededor de los agujeros.

Por ello habría que buscar una herramienta o máquina de aireación que divide los tapones de tierra de 2 a 3 pulgadas de profundidad y de 0,5 a 0,75 pulgadas de diámetro con una separación de 2 a 3 pulgadas.

Aireación del césped paso a paso

Para airear el césped de manera correcta, habría que seguir estos sencillos pasos:

  1. Antes de saber cómo y cuándo tienes que airear tu jardín, debes cerciorarte de qué tipo de césped tienes en tu hogar. Para ello debes fijarte en el período de crecimiento más activo, pues esto determinará la manera en la que es más adecuada airearlo. También es importante conocer el tipo de arena que tienes. La tierra densa suele airearse una vez al año, puesto que es más compacta, en cambio la arenosa puede airearse una vez cada dos años, más o menos. Si el césped crece más en épocas muy cálidas, es decir durante los meses de verano, lo ideal es airearlo en el último período de primavera o al inicio del verano. En caso de que crezca en los meses de otoño e invierno, en épocas frías, deberás airearlo para que pueda recuperarse justo un mes antes del período de heladas.
  2. Un consejo para saber si se debe airear o no el césped, es tener en cuenta el uso que se le da. Es decir, si se conduce sobre él o se pisa a menudo, es más recomendable airearlo una vez al año, así evitará que la tierra se compacte demasiado. Si se acaba de sembrar, habría que esperar más de un año, así crecerá sano y frondoso.
  3. Para llevar a cabo el aireado, se puede utilizar herramientas manuales o de motor
  4. Una vez que se tiene seleccionado el tipo de máquina a usar para airear el césped, es necesario preparar el suelo, para que este proceso sea más eficaz. Así que lo recomendable, es limpiar y cortar el césped. De este modo, el suelo estará más preparado sin elementos que obstaculicen la entrada de oxígeno y nutrientes.
  5. A continuación, habría que comprobar la humedad del suelo. Si está demasiado seco, debido a los cambios meteorológicos, habría que regar el suelo unos días antes de proceder al aireado.
  6. Observar el césped y delimitar las áreas que necesitan más aireado. No todas las zonas son igual de transitadas o tienen las mismas características. Como recomendación, habría que estudiar en qué lugar es más necesario airear el césped y trabajar más allí. Las secciones más duras llevarán más tiempo.
  7. Con todo esto, ha llegado la hora de airear el césped. Colocar la herramienta para airear en una de las esquinas del jardín. Pasar la perforadora siguiendo filas en línea recta, por todo el césped, de manera que quede uniforme. Para las zonas más duras, bastará con pasar un par de veces el aireador. Mientras que por las más blandas con una vez será suficiente. En caso de requerir hacer agujeros más profundos para airear mejor el jardín, lo aconsejable es pasar el perforador en sentido opuesto por la sección más dura.
  8. Para conseguir buenos resultados, habría que dejar reposar las secciones de tierra una vez que hayan sido agujereadas. Asimismo, es aconsejable dejar en el mismo suelo las partes extraídas de la perforación, pues acabarán siendo composta que ayudará a la nutrición del suelo.
  9. Por último, una vez finalizada la perforación deberás abastecer el suelo con fertilizantes. Para que el nuevo césped crezca sano y frondoso, esparce turba, compost, arena u otros fertilizantes químicos. Gracias a los agujeros, estos nutrientes absorberán mucho mejor y junto al aire, harán que las raíces broten con más fuerza.

Períodos para airear el césped

Primer año. Airear ligeramente en septiembre, si el césped ha sido sembrado o plantado en marzo o abril. Ahora bien, si se ha establecido más tarde, limitar la aireación en las áreas más expuestas o que se pisan más.

Segundo año. Airear con mucho cuidado en marzo, julio y septiembre. Se puede realizar otra aireación (una cuarta) a finales de octubre, según las condiciones climáticas del lugar o la región.

Tercer año en adelante. La primera aireación debe ser a principios de marzo, después repetir la operación cada mes o máximo cada 45 días hasta finales de octubre.

Beneficios de airear el césped en el espacio verde

La aireación es una práctica positiva para lograr un césped sano. Sin embargo, es importante recalcar los principales beneficios. Dentro de ellos están:

  • Reduce la compactación del suelo.
  • Minimiza la escorrentía del agua, mejorando la producción de la misma.
  • Aumenta la eficacia del riego y del abono.
  • Mejora el desarrollo radicular. Esto ayuda a que las raíces crezcan de manera conjunta y se produzcan más fuertes y vigorosas.
  • Mejora la estructura del suelo. Brinda una apariencia saludable a la hierba, lo que la hace más fuerte ante enfermedades e impide el desarrollo de hongos.
  • Disponibilidad apropiada de nutrientes y agua.

Como cualquier planta, el césped necesita de un suministro adecuado de aire y agua para proveer los nutrientes necesarios para un crecimiento sano. 

Ahora que ya sabes la importancia de airear el césped, no dejes de considerarlo para que este siempre este en perfectas condiciones y luzca lleno de vida. Pero recuerda que vale la pena conocer los tipos de césped según su uso para poder tener el correcto.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados