El tener un jardín con plantas sanas y libres de plagas es el objetivo que todo jardinero quiere tener. Para lograrlo habría que conservar un equilibrio natural entre las plagas y las enfermedades del cultivo y, para ello, ciertos insectos pueden contribuir a la causa.

Insectos benéficos

No dejes de leer: Hyla meridionalis, un anfibio que resulta un gran aliado del huerto

Si se crea un jardín con las condiciones necesarias en el que puedan vivir los enemigos naturales de las plagas, se podrá crear un entorno benéfico.

En primer lugar habría que colocar plantas aromáticas que produzcan grandes cantidades de polen para atraer a dichos insectos.

Dentro de las flores que resultan ideales para atraer a los insectos son la lavanda, el cilantro, la petunia, el hinojo, el girasol, el eneldo y la margarita.

Insectos benéficos

Insectos jardín

Araña de jardín. Es un depredador que ayuda a mantener el ecosistema en balance entre la población de insectos que rondan el huerto o el jardín.

Mariquita. Encontrar mariquitas en el huerto equivale a un espacio verde sano. Siendo de vital importancia el tener una producción suficiente de dicho insectos, ya que es el principal depredador de los pulgones, los acaros y los piojos.

Ciempiés. Es un depredador por excelencia, al alimentarse de insectos dañinos para las plantas. Lo único es que requieren de suelo húmedo y piedras que les permita refugiarse. Siendo el perfecto guardián del jardín.

Avispa. Es un gran consumidor de larvas e insectos dañinos, por lo que controlan el desarrollo de plagas. Así que solo requieren espacios que les permitan vivir adecuadamente.

Mantis religiosa. La mantis hembra se come al macho para alimentar a su descendencia. Por lo que come todo tipo de insectos, pero habría que controlar su población, ya que también incluye a los benéficos.

Crisopa. Es el destructor número uno de la mosca blanca. Depositan sus huevos en las larvas de la mosca y al nacer empiezan a comérselas. Al colocar botellas en el jardín, le servirá de protección a la crisopa para que pueda pasar el invierno.

Ahora que ya conoces aquellos insectos que resultan benéficos para el jardín, no dudes en considerarlos y, con ello, combatir plagas y enfermedades sin el uso de agentes químicos.

¿Qué te parece? ¿Conoces otros insectos? Si es así, no dejes de contarnos cuáles son para poder anexarlos.

Recuerda que la naturaleza nos brinda tanto que lo ideal es agradecerle de la misma manera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí