Iris germánica

Nombre común: Lirio alemán, lirio barbado, lirio cárdeno, lirio azul, lirio común, lirio morado, lirio pascual.

Este grupo se obtuvo tras muchas fertilizaciones cruzadas. A principios de verano el lirio barbado florece mediante unas flores grandes y llamativas sobre unos tallos fuertes. El número de colores y tonos de este grupo de lirios es muy extenso.

El número de colores y tonos de este grupo de lirios es más bien extenso: los hay de un solo color y bicolores, algunos con marcas muy bellas o con barbas muy llamativas. Los bordes pueden ser ondulados.
Hay incontables híbridos. Pueden alcanzar una altura de entre 60 y un metro, dependiendo de la variedad.

Las hojas son verde grisáceo y con forma de lanza, dispuestas en abanico. Estas hojas se desarrollan pronto en primavera, se marchitan en verano, pero en otoño se formaran otras nuevas que decoran la planta. Los rizomas rastreros a menudo sobresalen encima del suelo

Lo mejor es poner al lirio barbado para dar cobertura de crecimiento bajo al suelo. Así sacaremos partido a la belleza de sus magníficas hojas y flores.
El lirio barbado también podemos utilizarlo en verano como flor cortada, mezclado con rosas o con otras plantas de jardín.

iris_germanica_blue

Cultivo:
Requieren de tierras secas, ligeras y mejor calizas. Es importante no regarlos demasiado en verano y aumentar es suministro de agua antes de la floración. Un exceso de agua nos traera problemas de hongos que es mejor evitar. Si vives en sitios muy humedos tendrás que tratar con fungicidas para que no se pudran los rizomas.

Plantación:
El lirio alemán se multiplica en otoño por división de los rizomas, los cuales se extraerán de la tierra únicamente en ese momento. Se sugiere eliminar las flores secas para evitar mayores desgastes en la planta. Plantar a pleno sol.

Usos:
El jugo de la raíz se suele utilizar como purgante. Se extrae con el rizoma ya seco, pues si está fresco no es posible su uso porque produce vómitos e irritación gástrica. El lirio barbado o alemán ha sido fuente de falsas creencias y supersticiones, pues su raíz se usaba antiguamente como ingrediente para llevar a cabo pócimas de amor y para ahuyentar a los malos espíritus. Aun hoy su rizoma se emplea como purgante y en perfumería.

¿Por qué recomendamos su plantación?

Los iris son fantásticas plantas de cobertera, ideales para formar grupos, naturalizan muy bien y año tras año nos sorprenderán con una fantástica floración, no dan apenas problemas y su vigor en el área donde los plantemos evitaran que salgan malas hierbas. Elige una zona soleada y planta al menos tres rizomas a 30 cm uno de otro, veras como en dos años tienes un macizo de iris espectaculares.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta