Que maravilla poder crear tan majestuosos espacios verdes con unas cuantas cosas para dar ese toque único y natural. Tan solo un poco de imaginación, musgo y plantas para realizar un hermoso jardín colgante con bolas de musgo. Se trata de una antigua técnica japonesa de cultivo, la cual no requiere de ningún tipo de maceta. Como su nombre lo indica Koke (musgo) y dama (bola) es una planta cultivada en una porción de musgo.

Jardín colgante bolas musgo

Presenta ciertas similitudes con la técnica del cultivo del bonsáis y, esto se debe, a que ambas retienen las plantas en una cantidad considerable de tierra. Sin embargo, las kokedamas son muchísimo más fáciles de hacer.

Cómo hacer un jardín colgante con bolas de musgo

Kokedama

Para poder crear un kokedama se quede contar con las herramientas y material necesarios. Así que lo primero es tener recipientes para hacer la mezcla, cuerda, tijeras, plantas apropiadas (helechos, crasas, cactus, etcétera), musgo, 50% de tierra orgánica, 50% tierra mineral y agua.

Luego mezclar en el recipiente la tierra mineral y la tierra orgánica junto con un poco de agua hasta hacer una pasta no muy aguada. Después amasar un poco para crear unas bolas de tierra que serán el sustrato y la base del Kokedama.

Posteriormente introducir la planta en la tierra para darle la forma de bola y recubrir perfectamente todo el contorno con musgo. Enseguida atar el musgo con una cuerda para que se mantenga en su sitio y pueda enraizar. Por último, hidratar el musgo, ya que se necesita de una cantidad considerable de humedad.

Cuidados de las Kokedamas

Las Kokedamas requieren de bastante luz, así que se deben colocar en lugares luminosos, sin que reciban la luz del sol de forma directa. El riego va a depender del tamaño de la bola y el tipo de planta, aunque suelen regarse una vez cada dos semanas en invierno y dos veces a la semana en verano. El riego es por inmersión.

Bola musgo

Recomendaciones

No se debe apretar las bolas de musgo al momento de regarlas y escurrir el agua.

Es importante girarlas sobre su propio eje para que las hojas no se vuelquen hacia la luz solar.

Es primordial controlar la aparición de hongos e insectos, ya que pueden afectar la planta.

Si se desea fortalecer con fertilizantes y abonos orgánicos es mejor incorporarlos en el agua de riego.

La cuerda que se emplee debe ser capaz de soportar el peso de la tierra llena humedad, por lo que la estructura debe ser resistente.

Imágenes cortesía de: proyectos.habitissimo, platnsbycreekside, manosycolores,

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta