El jardín en verano precisa de cuidados especiales, ya que el riego y el abono correctos son fundamentales, por lo que convendría echarles una mano para que sobrelleven los calores de dicha época. Y más aún si se tienen previstas esas vacaciones que impide verlas de manera constante.

Jardín verano

Quizás también te pueda interesar: Tipos de insecticidas en la jardinería

Cuidados del jardín en verano

Abono

Abonar el jardín debe ser en función a la demanda. Así a que a mayor número de flores, mayor demanda. Así que como regla general, la época para abonar el jardín es aquella que comprende los meses de primavera y verano, ya que las especies están más activas.

Riego

El riego es una labor importante. Así que lo primero a considerar es la frecuencia y esta será por la temperatura y la sequedad del ambiente. Para evitar quemaduras en las hojas y ayudar a que la tierra se conserve por más tiempo humedad, es mejor regar en la primera hora de la mañana, nunca al atardecer. Ten en cuenta que los riegos espaciados y profundos son mejor que los frecuentes y superficiales, ya que las raíces buscan la humedad de las capas profundas, siendo más resistentes.

Cuidados verano

Mantenimiento

El tener un césped en el jardín es de lo mejor para aportar un frescor que podría desprender la hierba en esos lapsos de calor. Incluso puede contribuir a minimizar el grado de temperatura en el verano. Es conveniente dejar un poco largo el césped para que sirva de protección a la raíz frente a la intensidad de los rayos del sol en el verano.

Acolchado

Muchas plantas requieren que se abriguen sus raíces y se libere el sustrato que las rodea de la deshidratación. Pero en general, cualquier planta va a agradecer un acolchado que cubra la superficie, ya sea con corteza de árbol (ayuda a retener la humedad de la tierra), piedras, conchas, etc. De hecho, es muy frecuente recurrir a material vegetal que ayude a proteger los cultivos como ramas, hojas y turbas.

Flores de temporada

El sustituir las flores de primavera por aquellas que proporcionen color durante todo el verano es lo ideal (petunia, dalias, campánulas, claveles, geranios, verbenas o zinnias). Puedes colocarlas según su tamaño, las más altas atrás y las pequeñas adelante. En lo que respecta a los bulbos, habría que dejarlos enterrados y esperar a que pierdan humedad, sacudir la tierra y guardarlos envueltos en papel en un lugar seco hasta la siguiente temporada.

No hay comentarios

Dejar una respuesta