Entre los jazmines, existen diversas plantas trepadoras siempre verdes que florecen en invierno y pueden ser cultivadas como planta de interior como es el caso de la especie Jasminum.

jasminum

Cuidados del Jasminum en primavera y verano

Cada año, usando un buen compost, trasplanta las especies del Jasminum de floración invernal y primaveral en otoño. Coloca una buena capa de piedrecillas en la base de la maceta para mejorar el drenaje.

Proporciónale a la planta algún soporte para que pueda trepar y, luego del trasplante, poda las especies de floración invernal y primaveral. Mantén el Jasminum en un sitio iluminado, pero que no le dé directamente la luz del sol. Conserva el compost siempre húmedo y abónala con un fertilizante líquido cada 15 días. La temperatura ideal es de alrededor de 18 °C. Pulverízala con agua regularmente, en particular durante los días más calurosos del año.

Quizás también te pueda interesar: Perfume de jazmines

Cuidados del Jasminum en otoño e invierno

Trata que la temperatura sea siempre de entre 10 y 13 °C para las plantas de floración invernal, y de unos 15 °C para las de floración primaveral. Mantén siempre la planta en un lugar iluminado y protegido de las corrientes de aire frío. El compost debe estar húmedo, pero no saturado. Añade un fertilizante líquido cada 15 días y pulveriza la planta regularmente sin mojar los pimpollos ni las flores.

Propagación del Jasminum

Obtén esquejes de la especie de floración invernal durante la primavera, y en otoño de las especies de floración primaveral. Corta las puntas de los tallos aproximadamente 10 o 15 cm y, luego de haberles quitado las hojas inferiores, trata los esquejes con hormonas de enraizamiento.

Insértalos en compost mezclado con un puñado de arena gruesa y mantenlos a una temperatura de entre 18 y 21° C. Mantén el compost siempre húmedo, y cuando los esquejes comiencen a mostrar señales de crecimiento, deberás tratarlos como plantas maduras.

Problemas del Jasminum

Si las hojas se encuentran marchitas o sin vida, es probable que la planta haya recibido muy poca o demasiada agua; comprueba el estado del compost y realiza el riego necesario. Los capullos pueden tornarse marrones o caerse si la planta se expone demasiado a los rayos directos del sol.

Las especies de floración invernal precisan mantenerse una temperatura por debajo de los 13° C, mientras que las de floración primaveral deben mantenerse unos 15°C. El pulgón verde puedes atacar los tallos, por lo que, si llegara a aparecer, deberás pulverizar la planta con insecticida con base de piretrina.

Te recomendamos leer: Jazmín del Cabo, una planta hermosa que lo tiene todo

¿Te gustaría tener un Jasminum en tu casa para disfrutar de su aroma? En Garden Center Ejea puedes conseguirlo a un precio súper económico.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta