Jatropha podagrica también conocida como Capa de rey, Ruibarbo, Tártago, Sangredado o Jatrofa. Pertenece a la familia de las Euforbiáceas, el cual está compuesto por unas 170 especies de plantas. Es originaria de África y Centroamérica.

Jatropha podagrica

No dejes de leer: Características y cuidados del Lotus berthelotii

Características de la Jatropha podagrica

Arbusto de tronco suculento y engrosado en la base que no supera el metro de altura (cuando se cultiva en maceta).

Las hojas llegan a medir unos 30 cm de diámetro, son palmadas y con peciolos largos.

Las flores son carnosas, de color rojo intenso y se presentan en grupos de 3. Florece en el verano.

Cuidados de la Jatropha podagrica

Jatropha podagrica planta

Es una especie que se usa como planta de interior por sus flores y follaje. Al ser una especie tropical puede llegar a vivir en el exterior si es que el clima lo permite.

Precisa de una exposición de luz intensa, pero evitando que el sol se presente de forma directa, ya que podría quemar sus hojas.

La temperatura debería estar entre los 22 y los 18˚C, excepto en el período de reposo. Para ello debería estar en los 12˚C.

El suelo debería ser una mezcla de partes iguales de mantillo de hojas y turba. El trasplante se hace cada 2 años a una maceta más grande y profunda, ya que las raíces son carnosas y gruesas.

El riego deberá ser de forma moderada, aunque en la primavera y el verano quizás se requiera de más. En cambio, en el otoño e invierno se deben cesar los riegos.

El abono deberá ser mensual con un fertilizante para cactus en la primavera y el verano.

La Jatropha podagrica necesita de una parada vegetativa bien marcada en el invierno.

Es una planta susceptible al ataque de cochinillas planas o cochinillas lanosas, o bien, sufrir pudrimiento de las raíces si se excede el riego.

Se multiplica por medio de semillas, las cuales se deben sembrar en la primavera en un semillero a 24˚C, o bien, por medio de esquejes apicales en la primavera, siempre y cuando se tenga cuidado con el látex irritante con el que cuenta.

Para ello, habría que dejar secar un par de días y después plantarlos en una mezcla a partes iguales de arena y turba.

¿Qué te parece esta especie? Sin duda ese color intenso de sus flores darán ese toque único al espacio verde o jardín.

Imágenes cortesía de: Prashantby

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta