El jazmín del cielo, también conocido como jazmín azul, jazmín del cabo, jazmín celeste o celestinas, posee tallos delgados y leñosos cubiertos por hojas ovaladas de color verde de 5 cm de largo, que pueden alcanzar 1,2 m de largo como planta de interior. Esta maravillosa planta, conocida botánicamente como plumbago auriculata, produce ramilletes de flores hermosas de color azul pastel en el extremo de escarpias de 30 cm. Cada una de las flores del jazmín del cielo posee un tubo fino de 4 cm de largo que se abrenen cinco pétalos de 2,5 cm de ancho.

Jazmín del cielo

Quizás también te pueda interesar: El Jazmín de Madagascar tiene un aroma delicioso ¡conócelo!

Cuidados del jazmín del cielo

El jazmín del cielo es una planta trepadora que precisa luz abundante para crecer adecuadamente, y no tolera las heladas, por lo que tienen que colocarse en un lugar resguardado, por lo que se aconseja cultivarlo en un recipiente de resina lo suficientemente amplio como para acomodar al Jazmín azul. Florece durante todo el año, excepto en época invernal.

En verano, la temperatura puede subir hasta los 21 °C y el mejor sitio para la planta será la ventana, para que reciba algunas horas de sol pleno a diario. Riégala libremente durante la primavera y el verano y añade un fertilizante líquido al agua cada tres semanas cuando se estén desarrollando las flores.

Rocía periódicamente por la mañana temprano hasta que haya florecido y, cuando los tallos crezcan, deberás poner unos soportes o guías como por ejemplo, unas varas de mimbre que, además, le aportarán un toque moderno y original.

En invierno, las temperaturas deberán mantenerse en torno a los 10 °C, aunque el jazmín del cielo no sufrirá ningún daño si la temperatura baja ligeramente. Riégala solo lo suficiente para mantener el compost húmedo y protege a la planta de las corrientes de aire.

Consejos un buen consejo

  • Poda al Jazmín azul a comienzos de la primavera para mantener su forma.
  • Retírales las flores marchitas para facilitar su floración.
  • Riégala en la época de crecimiento de manera abundante, aunque deberás evitar los encharcamientos, dado que estos podrían estropear sus raíces.
  • Abona el jazmín del cielo cada 10 días con un fertilizante líquido.
  • Una de las plagas que tiende a afectar al Jazmín del cielo es el pulgón, el cual deberás combatirlo con productos apropiados para no provocar daños.

Te recomendamos leer: Jazmín del Cabo, una planta hermosa que lo tiene todo

¿Qué te ha parecido esta información sobre el jazmín del cielo? Deja tus comentarios

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta