Jubea chilensis también conocido Palmera de Chile, Palmera de la miel, Coco de Chile,  Coco chileno, Lilla, Palma de Chile, Palma de miel, Palma de coquitos o Palma de vino. Pertenece a la familia de las Arecaceae (antes Palmaceae), del género Jabaea, el cual posee solo esta especie. Siendo originaria de Chile.

Jubea chilensis palmera

No dejes de leer: Sabal palmetto, bella palmera cuyas hojas forman enrejados

Características de la Jubea chilensis

Es una palmera que puede llegar a alcanzar una altura de 20 m, monoica, de crecimiento lento.

El tronco es liso, ancho y de color pardo grisáceo.

Las hojas son de 4 a 5 m de longitud, con base envainante, pinnadas, de foliolos linear-lanceolados, con el envés glauco.

El peciolo carece de espinas, las cuales se sustituyen por una especie de crin color marrón.

La floración en espádices de flores unisexuales que nacen en la axila de las hojas inferiores.

Las inflorescencias interfoliares nacidas entre las vainas de las hojas inferiores, que están protegidas por espatas semileñosas que cubren las flores color púrpura.

Los frutos son de unos 5 cm de diámetro de color amarillo al madurar. El endospermo de la semilla es comestible.

Cuidados de la Jubea chilensis

Jubea chilensis

La palmera era explotada con el fin de obtener su abundante zumo azucarado para elaborar vino.

Es una especie que se puede plantar en pies aislados gracias a su majestuosidad en grandes avenidas. Se encuentran en macetas pequeñas, ya que son difíciles de trasplantar.

Requiere de una exposición a pleno sol, pero cuando es pequeño en semisombra. Es capaz de soportar heladas de hasta -20˚C.

No es una palmera exigente en cuanto a suelo, pero crece de forma óptima en tierras profundas, ricas en materia orgánica y bien drenadas.

El riego deberá ser abundante para que crezca más rápido.

Cuando es joven puede ser susceptible al ataque de insectos y hongos.

Se multiplica por medio de semillas. Para ello, los cocos se dejan en remojo unos 3 días, cambiando el agua cada 12 horas.

Después se plantan en un suelo arenoso a unos 10 cm de profundidad en un lugar templado.

Tarda alrededor de unos 8 meses en germinar y puede llegar a tardar unos 2 o 3 meses en germinar utilizando ciertos métodos para acelerar el proceso.

Vale la pena comentar que tiene una esperanza de vida de unos 200 años.

No hay duda que es una palmera que luce espectacular, así que si tienes en mente tener un ejemplar majestuoso en el jardín, no dudes que esta puede ser una gran opción.

Imágenes cortesía de: Cultivar413,

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta